Real Betis

Cataluña, el punto de inflexión

  • El Betis ha vencido en las tres visitas a la novena provincia donde ha exhibido además su mejor fútbol

Los jugadores béticos saludan a los aficionados. Los jugadores béticos saludan a los aficionados.

Los jugadores béticos saludan a los aficionados. / Efe

Si unos desplazamientos aparecen señalados para el Betis cuando se sortea el calendario son aquellos que lo llevan a Cataluña, donde siempre lo aguarda esa fiel infantería que lo acoge de una manera especial en cada visita. Como si estuviera predestinado como recompensa a ese cariño que le ofrecen las Peñas Béticas de la novena provincia, los mejores encuentros del equipo verdiblanco en esta Liga han tenido a esa tierra como escenario. El pleno de triunfos ante Girona, Barcelona y Espanyol aparece como histórico para este Betis que sigue escalando puestos en la tabla y que ya ocupa zona europea.

Si ante el Girona los de Setién realizaron una primera parte de gran brillantez, que desactivó por completo el plan de Eusebio, ante el Barcelona los verdiblancos cuajaron el mejor encuentro posible para vencer en un escenario de primerísimo nivel. Ante el Espanyol, el Betis realizó una mezcla de estilos, quizá donde reside su mayor virtud. Al fútbol control que le dio el dominio de la posesión y evitó esa presión intensa que intentó realizar el equipo de Rubi le añadió la velocidad en la ejecución que le otorga la calida de jugadores como William Carvalho, Canales, Lo Celso y Joaquín.

Tras la derrota en Getafe y la igualada ante el Celta, el Betis se quedó en la decimocuarta posición en la tabla, lo que enrareció el ambiente en torno a la figura de Setién, que también alimentó el ruido con sus declaraciones. Desde entonces han pasado cinco jornadas en las que el equipo heliopolitano se ha convertido en el mejor de la competición, con 12 puntos de 15 posibles que se iniciaron con el triunfo en el Camp Nou. Si el tropiezo posterior ante el Villarreal pareció torcer de nuevo el rumbo, las victorias ante Real Sociedad y Rayo Vallecano en casa serenaron el ambiente, que ha recuperado la euforia tras el triunfo ante el Espanyol, con de nuevo el escenario catalán como elemento vertebrador.

Si en la Liga Europa y en la Copa del Rey, el Betis ha venido realizando sus deberes desde el primer compromiso, sobre todo con esa trayectoria ejemplar en la competición europea en la que se clasificó como primero por delante de Olympiacos, Milan y Dudelange y sin derrota alguna, en la Liga, el Betis ha metido ahora la directa para dejar atrás los titubeos del primer tercio.

"Tenemos que redondear el año ante el Eibar", se dice en el vestuario bético, ante ese último partido en casa de un 2018 que deja excelentes recuerdos. La posibilidad de codearse en la zona noble de la clasificación parece al alcance de la plantilla verdiblanca, que ha enderezado el rumbo para afrontar enero cargado de ilusión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios