Betis-Celta | Informe técnico

Inacción en la libreta de Setién

  • El Betis tira un 2-0 en otra pésima lectura de partido del cántabro: cambios tardes y sin modificar nada tras recibir el primer tanto

  • La verticalidad del primer tiempo, ahogada con la endeblez atrás

Canales, durante un lance del partido. Canales, durante un lance del partido.

Canales, durante un lance del partido. / Antonio Pizarro (Sevilla)

Comentarios 1

Lo importante que es para un equipo de fútbol que su entrenador desde el banquillo haga una lectura táctica adecuada en función de lo que va aconteciendo en el partido. Y eso hizo Antonio Mohamed, colocando a Brais Méndez de enganche y a Iago Aspas bajando a recibir con la entrada de Maxi Gómez. ¿Y en el Betis? Nada. ¿Y la mano de Quique Setién? 2-1 y el técnico cántabro sin hacer ningún cambio. Llega el 2-2 y nada. ¡Hasta el minuto 80 y Sanabria por Loren en uno de los dos que hizo en ese minuto no movió el banquillo! Y en el 85 entró Tello al campo y entonces sí pasó a jugar el Betis sin línea de tres. Conclusión: ni rastro de la mano del cántabro. Inacción total. Y lo peor es que con el 2-0 se veía venir, y cuando hacía falta ese fútbol control tan usado, éste no apareció... Así, imposible.

La pizarra del Betis La pizarra del Betis

La pizarra del Betis / Dpto. de infografía

Defensa

Partido flojísimo de los tres centrales del Betis, fallando claramente cada uno en los tres goles recibidos. Pero lo más negativo fue que hasta jugando con el esquema habitual de tres atrás y dos pivotes por delante, el Celta supo buscarle las cosquillas al cuadro heliopolitano, que sufrió hasta con los centros laterales. Emre Mor, Iago Aspas, Brais Méndez, Maxi Gómez... Todos encontraron la forma de hacerle daño a la zaga verdiblanca, que sufrió muchísimo ante la movilidad y velocidad de los jugadores ofensivos del equipo vigués, como se vio en la primera parte y, sobre todo, en la segunda. Pau, poco pudo hacer en los tres goles.

Ataque

El Celta presionó al Betis en la salida de la pelota con un 4-4-2 y defendía con un 5-3-2, y los verdiblancos, al contrario que en encuentros anteriores, fueron más verticales, rompieron líneas y ahí brillaron en la primera parte Canales y Lo Celso, con ocasiones claras y una gran acción, como el gol de Loren en cuatro toques: Pau, Francis, taconazo de Lo Celso y tanto del marbellí. Un gol que reflejó que sacar rápido y en largo para sorprender al rival con rapidez y verticalidad también resulta efectivo y evita al aficionado bético un sufrimiento ridículo por sacar el balón desde atrás arriesgando en exceso.

En la segunda mitad, la tónica del choque siguió igual, con una locura hasta el final, pero en ataque sólo Canales siguió enchufado y la prueba fue el gol de falta que hizo. Por lo demás, un bagaje ofensivo muy pobre desde que el Celta hizo el primer tanto, llegando a ponerse con ventaja en el marcador. Un único remate de Lo Celso que atrapó bien el meta Sergio fue lo más peligroso del Betis.

Virtudes

El Betis fue más vertical que en otras ocasiones, dispuso de oportunidades claras y obtuvo el premio del gol gracias a la lucidez que le faltó de cara a la portería en otros partidos.

Talón de aquiles

Otra vez, y van ya muchas, la pésima lectura de partido que hizo Quique Setién y su segundo. De nuevo, inacción total con el 2-1: cambios tardes, mismo esquema, sin control del partido, desorden táctico... Y a eso se le unió ayer el pésimo encuentro que firmaron los tres centrales de un cuadro verdiblanco que sigue sin tener plan B y sin ganar, lo único que de verdad le importa al aficionado bético.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios