Betis Estrada y algo más

Pellegrini se dirige al árbitro del encuentro al final del mismo para hacerle una reclamación. Pellegrini se dirige al árbitro del encuentro al final del mismo para hacerle una reclamación.

Pellegrini se dirige al árbitro del encuentro al final del mismo para hacerle una reclamación. / Antonio Pizarro

Ni el paso de las horas cambió la percepción en el Betis, que volvió a sentirse perjudicado por el arbitraje de Estrada Fernández, protagonista sobre todo por anular un gol a Sanabria y señalar como falta del delantero una acción en la que acabó con la camiseta rota tras el agarrón de Le Normand. Pero el análisis de los técnicos no sólo se puede detener en esas dos acciones, sino que el duelo ante la Real, un teórico rival por la zona europea, también mostró carencias tácticas y de fondo de armario.

El apartado arbitral corresponde a los dirigentes. El propio Manuel Pellegrini, con el expediente abierto por sus declaraciones tras el duelo ante el Real Madrid, pasó de puntillas cuando lo cuestionaron por las acciones polémicas. El nuevo Código Disciplinario limita la libertad de expresión de entrenadores y jugadores a la hora de analizar los partidos, de ahí que el chileno apenas se refiriera a las dos jugadas con Sanabria como protagonista.

Los dirigentes, por su parte, guardaron silencio en público, pese al tremendo enfado con el que finalizaron el encuentro. Nadie entendió las decisiones de Estrada y, según informó Mundodeportivo, el club tiene previsto elevar una queja en privado en las instancias pertinentes. El pasado año, los dirigentes sí protestaron formalmente ante el Comité Técnico de Árbitros (CTA) y la Federación Española tras el arbitraje de Prieto Iglesias y González Fuertes en el Getafe-Betis, pero tampoco acabó sirviendo de mucho.

Canales despeja ante Portu. Canales despeja ante Portu.

Canales despeja ante Portu. / Antonio Pizarro

Quien sí habló fue Canales, voz autorizada del vestuario, que puso una reflexión en las redes sociales para mostrar el desconcierto bético con el VAR. "No suelo hablar de decisiones arbitrales ni de decisiones de Var, pero esta vez quiero hacer una reflexión que me sale del alma y con todo el respeto: en primer lugar, enhorabuena a la Real Sociedad por su victoria de ayer con total merecimiento. Fueron mejores y punto. El Betis sabe ganar y perder. Por otra parte, echo de menos que un responsable del VAR nos explicara los criterios respecto a jugadas concretas que aún no entendemos. No es sólo por el día de ayer", indicó.

El análisis táctico y técnico sí corresponde a los técnicos, empezando por el director general deportivo, Antonio Cordón, y continuando por el entrenador, Manuel Pellegrini, y sus ayudantes. Aunque el chileno indicó que el primer tiempo había sido equilibrado, la realidad indica que la Real fue imponiendo su estilo pese al esfuerzo verdiblanco en la presión y que el gol justo antes del descanso fue la consecuencia de esa superioridad realista sobre el terreno de juego.

Los jugadores béticos hacen piña al descanso. Los jugadores béticos hacen piña al descanso.

Los jugadores béticos hacen piña al descanso. / Antonio Pizarro

La apuesta del técnico por mantener a Canales junto a Guido Rodríguez en la medular fue esta vez fallida. Ante un rival que destaca por su poderío en la medular, los verdiblancos estuvieron en inferioridad y, además, exigiendo un esfuerzo enorme a jugadores como Fekir o Joaquín, que luego no aparecieron con la pelota.

Tampoco Pellegrini disponía de demasiadas opciones para variar ese planteamiento y ahí entra en liza la planificación de la plantilla. Con Guardado nuevamente ausente por molestias, el técnico sólo disponía de William Carvalho como alternativa para acompañar a Guido, pero el portugués venía de participar en tres partidos en ocho días con Portugal y apenas había realizado dos entrenamientos con el equipo en las dos últimas semanas. Esta circunstancia llevó a que Pellegrini apostase por repetir el esquema que salió triunfador en Mestalla, pero que esta vez le salió cruz.

Más discutibles son otras elecciones del entrenador. Para empezar, el propio Pellegrini rectificó en el descanso su apuesta inicial por Borja Iglesias, lo que se entiende como una enmienda; luego aparecieron los cambios elegidos, sentando a Canales con muchos minutos por delante, lo que tampoco fue comprendido ni por el propio centrocampista. El Betis acabó concediendo numerosos espacios a la Real Sociedad, que aprovechó de la calidad y velocidad de sus hombres de ataque para acabar goleando en el Villamarín.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios