Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Betis - Barcelona Rubi ante su espectro

Rubi, con el semblante serio, en el entrenamiento de ayer. Rubi, con el semblante serio, en el entrenamiento de ayer.

Rubi, con el semblante serio, en el entrenamiento de ayer. / Juan Carlos Muñoz

El duelo de mañana entre el Betis y el Barcelona no es uno más en el calendario. A la necesidad de ambos equipos por sumar victorias para acercarse a sus objetivos se añade el regreso de Quique Setién a Heliópolis. La vuelta del cántabro apenas ocho meses después no pasará desapercibida, sobre todo después de que su figura se convirtiera en la sombra de Rubi durante el primer tercio del campeonato.

El mal inicio de Liga de los verdiblancos y las dudas en torno al entrenador catalán provocaron que el nombre de Setién estuviera en la primera línea de los dirigentes para sustituirlo. Aunque desde el club verdiblanco se desmintiera en público cualquier acercamiento –también existió antes un silencio absoluto sobre esta posibilidad–, la vuelta de Setién era la opción tomada para tratar de revertir la situación.

"Si a nivel público al entrenador le gustaría sentirse más reforzado o no, pues puede ser, pero no creo que afecte al rendimiento en los próximos partidos, al menos de cara a mi trabajo. A medida que acumulas noticias y vas escuchando ese momento te afecta un poco más, pero estoy centrado en ganar", indicó Rubi en aquella previa del Betis-Valencia a la que el técnico acudió después de que el nombre de Setién se diera como su sustituto.

Los jugadores béticos realizan un ejercicio en el entrenamiento. Los jugadores béticos realizan un ejercicio en el entrenamiento.

Los jugadores béticos realizan un ejercicio en el entrenamiento. / Juan Carlos Muñoz

"Me voy a centrar en que el aficionado del Betis nos ayude como todo el año y lo recibirá como crea conveniente. Supongo que lo recibirá bien, ha defendido el escudo y ha hecho sus cosas buenas. No es algo que yo sepa, ojalá conectemos con la afición desde el minuto uno. En casa nos ha ayudado muchísimo", señaló ayer Rubi tras ser cuestionado sobre el recibimiento que le aguardará a Setién en Heliópolis. "Cada maestrillo tiene su librillo. El entrenador nuevo necesita más partidos y tiempo para transmitir cosas. El Barcelona de Valverde también me gustaba", añadió el catalán, elegante en sus respuestas sobre Setién, aunque eludiendo siempre el nombre del cántabro.

"Tengo ganas de ganarle al Barcelona, no lo he hecho nunca. Al Madrid este año le he sacado un empate. Quiero ganarle a un grande, nos daría un impulso tremendo. No por nada más sino por lo que significará para nuestros jugadores y la afición", aseguró Rubi, que también dejó claro que no le guarda rencor a Setién pese a todo lo que sucedió en su momento: "No estoy enfadado y por supuesto que lo voy a saludar. Era su casa hace seis meses. En el momento en el que Rubi no sea el entrenador del Betis, me preocupa poco respecto a mí quién puede ser el siguiente. Le desearé lo mejor porque quiero lo mejor para el Betis. Hay cosas que además no tengo con certezas claras".

Cinco derrotas en cinco encuentros acumula Rubi en sus duelos ante el Barcelona –0-2 con el Levante, 6-1 con el Sporting, 0-4 y 2-0 con el Espanyol y 5-2 con el Betis–, aunque ahora el bético entiende que existe una posibilidad de superarlo. "Necesitamos la victoria, la queremos sea quien sea el rival que tengamos delante. Viene un gran equipo como sabéis. Vendrán enfadados por no pasar en la Copa y nos plantearán un partido difícil pero atractivo. Estoy convencido de que puede ser el día para ganarle al Barça", señaló Rubi, quien tampoco cree que esa eliminación copera afecte demasiado a un equipo como el azulgrana: "Son jugadores acostumbrados a que les pase una situación negativa de vez en cuando y través de su calidad y de su fútbol revierten situaciones. No sé si es mejor o peor, preferíamos que los dos primeros llegasen los más lejos posible para que hubiera una plaza europea más. Van a salir con el convencimiento de que tienen que ganar o la Liga se les pondría más difícil".

Los duelos entre ambos

Hasta en cuatro ocasiones se han enfrentado Rubi y Setién en Primera, con un balance favorable para el ahora entrenador verdiblanco. Dos victorias, 3-2 en un Levante-Las Palmas y un 1-0 en un Sporting-Las Palmas, suma el catalán, que sólo perdió ante su homólogo azulgrana en el Espanyol-Betis del pasado año (1-3). El otro duelo liguero entre ambos se saldó con una igualada (1-1), aunque en la pasada campaña Setién también apeó a Rubi de la Copa del Rey (1-1 en Barcelona y 3-1 tras prórroga en Heliópolis). Además, el cántabro cayó derrotado en sus dos visitas ligueras a Heliópolis con Las Palmas (1-0 y 2-0).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios