Betis-Milan | Informe técnico

Sin un nueve para sentenciar

  • El Betis apabulló al Milan en la primera parte, en la que únicamente la ineficacia de Sanabria lo privó de más goles

  • Setién sólo reaccionó tras el 1-1 para recuperar el mando

La pizarra del Betis La pizarra del Betis

La pizarra del Betis / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Si el propio Quique Setién indicó en la previa que el empate era un buen resultado para dejar en su mano la clasificación, el Betis se marchó del encuentro con un sabor agridulce. Sí, logró ese punto que lo mantiene como líder de su grupo, pero dejó escapar la oportunidad de completar la fiesta con otro triunfo ante el Milan, sobre todo tras un primer tiempo en el que apabulló al cuadro rossonero.

Esa superioridad verdiblanca se plasmó en el gol de Lo Celso, el mejor jugador sobre el césped en los primeros 45 minutos, pero debieron ser más y únicamente la ineficacia de Sanabria lo privó de aumentar su cuenta de goles.

El panorama cambió tras el descanso. El Milan dio un paso adelante con una presión en campo contrario que se le atragantó a los heliopolitanos, que cedieron demasiado la pelota a su rival, que acabó encontrando el empate.

Setién y su cuerpo técnico sí reaccionaron tras la igualada y la entrada de Guardado permitió que el Betis volviera a recuperar el mando y que incluso en la recta final dispusiera de varios contragolpes para haber podido conseguir el triunfo.

Defensa

En esa capacidad de liderazgo del Betis en el primer tiempo influyó decisivamente el atrevimiento de la zaga. Bartra ordenaba el paso adelante para ayudar en la presión en campo contrario, con lo que el cuadro bético aceleró las recuperaciones y siempre llevó el peso del partido.

Tras la salida de la caseta, el Betis, con cierto cansancio, sobre todo sin la pelota en jugadores como Joaquín o Lo Celso, dio un paso atrás y se replegó en campo propio, aunque dejando espacios para las llegadas visitantes.

La entrada de Guardado por Joaquín, ya con 1-1, reorganizó al equipo en un 5-4-1 que sí ofreció menos fisuras.

Ataque

Salvo en los cinco minutos iniciales en los que cedió el balón al Milan, el Betis fue el dominador del primer tiempo, con posesiones largas hasta hallar el espacio. Así apareció en el 1-0, en una excelente jugada de un lado a otro en la que participaron todos los jugadores de ataque excepto Sanabria, y también en otras dos ocasiones más erradas por el paraguayo, en las que Lo Celso y Joaquín guiaron el juego del equipo.

Más dificultades encontraron los verdiblancos hasta que con la entrada de Guardado volvieron a recuperar el equilibrio. Con ese Betis con las líneas más juntas y sin apuros defensivos, Tello y Júnior, ya partiendo desde más atrás, aprovecharon su rapidez para lanzar contragolpes por las alas y sólo la falta de acierto de ambos en los remates imposibilitó que los de Setién se llevasen un triunfo merecido.

Virtudes

La capacidad para llevar el ritmo del partido con Lo Celso, Canales y Joaquín, que generaron suficiente fútbol para haber sentenciado el duelo; la entrada de Guardado, que volvió a equilibrar al equipo.

Talón de Aquiles

La falta de definición al inicio; y el arranque del segundo tiempo, en el que la presión del Milan lo asfixió en campo propio.

Tello intenta evitar la entrada de Laxalt. Tello intenta evitar la entrada de Laxalt.

Tello intenta evitar la entrada de Laxalt. / Antonio Pizarro

¿Te interesaría recibir en tu correo las claves del día? Suscríbete a nuestra 'newsletter' y empezarás a recibirla cada mañana a primera hora

* indicates required

Privacidad *

Al suscribirme a la Newsletter confirmo que he leído la Política de Privacidad y la Política de Cookies y doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos personales con fines informativos y comerciales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios