Betis-Rennes | UEFA Europa League La previa Que la fiesta continúe

  • El Betis recibe al Rennes con la advertencia del 2-0 inicial que los franceses anotaron en diez minutos

  • La ilusión europea se respira en la plantilla y en la grada

Joaquín, en el centro del grupo, antes de calentar. Joaquín, en el centro del grupo, antes de calentar.

Joaquín, en el centro del grupo, antes de calentar. / Juan Carlos Vázquez

En el decimocuarto encuentro desde que empezase el año 2019, el Betis quiere que siga la fiesta. Ahora llega el turno de nuevo de la UEFA Europa League con el encuentro de vuelta ante el Rennes, ese equipo que metió el miedo en el cuerpo de los verdiblancos con ese 2-0 en diez minutos en Roazhon Park y que comparecerá en el Benito Villamarín sin complejos, ante esa necesidad de mejorar el 3-3 final tras la enorme reacción bética en territorio francés.

Apela el Betis a la ilusión que despierta esta competición, tanto en su plantilla como entre sus aficionados, pero también al excelente rendimiento que el equipo verdiblanco viene ofreciendo en las competiciones por eliminatorias. Con vuelta de la semifinal copera ante el Valencia en el horizonte, el Betis cuenta con ese orgullo exhibido en Rennes para poner de cara un partido que se había complicado tanto por un arranque en frío como por ese penalti que el árbitro griego se inventó justo antes del descanso para complicar aún más las cosas.

Alineaciones probables Alineaciones probables

Alineaciones probables / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Salieron los heliopolitanos satisfechos y con una mentalidad positiva del duelo de ida, pero también con la lección aprendida de lo que ocurre en las competiciones europeas cuando se suman distracciones y errores impropios en la élite. No debe jugar el Betis con el marcador en la cabeza, por más que esa ligera ventaja le otorgue cierto margen en sus actuaciones, y sí aprovechar su tremenda calidad en el centro del campo para hallar las grietas que ofrece la feble zaga bretona.

También será importante que los verdiblancos se adueñen de la pelota, con ese fútbol de posesión al que no están acostumbrados los franceses y que tanto los agotó en el encuentro de ida, donde bajaron su rendimiento en la segunda parte. Si el balón debe ser propiedad del Betis, también deberán cuidar los de Quique Setién las pérdidas, tanto en la salida desde atrás como en la medular, para evitar esas transiciones que tanto le gustan al equipo francés para explotar la velocidad de Sarr, Niang o Ben Arfa. Este trío de jugadores ofensivos asume el juego de ataque del Rennes, con la potencia por las alas de los dos senegaleses y la elegancia en las conducciones del francés, aunque los bretones también explotan las acciones a balón parado ofensivas para generar oportunidades de gol.

Si el Rennes pondrá en liza a lo mejor de lo que dispone Julien Stephan, Setién también colocará un once muy reconocible, aunque con algunos cambios con respecto al que jugó el pasado domingo ante el Alavés. La rotación en la portería, el regreso de Sidnei o la titularidad de Joaquín parecen seguras, mientras que el preparador verdiblanco está pendiente de Mandi, con molestias físicas, a la vez que mantiene la duda en el ataque de si apostar por Loren o dar entrada de nuevo a Jesé partiendo desde la izquierda, como ocurrió el domingo y que ofreció la mejor versión del canario desde que llegó a Heliópolis en el pasado mercado invernal.

La plantilla verdiblanca, antes de empezar el entrenamiento de ayer. La plantilla verdiblanca, antes de empezar el entrenamiento de ayer.

La plantilla verdiblanca, antes de empezar el entrenamiento de ayer. / Juan Carlos Vázquez

Sí serán de la partida William Carvalho, Canales o Lo Celso, ese trío de refuerzos por los que apostó Lorenzo Serra Ferrer el pasado verano y que tanto han elevado el rendimiento del equipo. Ese espectacular nivel de la medular verdiblanca le otorga un plus para dominar los partidos, pero también para desequilibrarlos, ante esa capacidad goleadora que están demostrando los zurdos, los dos máximos realizadores del equipo en esta temporada.

Será otra noche grande en el Benito Villamarín, que volverá a registrar una entrada que rondará los 50.000 espectadores, entre los que se contarán más de 2.000 hinchas franceses que le darán colorido a otra fiesta del Betis en Europa. Aunque en la Liga se necesite una mayor regularidad en los resultados para acercarse al objetivo continental marcado por el club, las alegrías que vienen ofreciendo las competiciones por eliminatorias han despertado la ilusión de la plantilla y de los aficionados, que no quieren despertar de ese sueño que sólo tiene en Heliópolis su punto de partida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios