Real Betis Rubi, de la calma a la necesidad

  • "Nos gustaría ver pronto un Betis que esté más arriba", dice el técnico, que espera un paso adelante del equipo

Rubi junto a Rafael Gordillo antes de partir hacia Pamplona. Rubi junto a Rafael Gordillo antes de partir hacia Pamplona.

Rubi junto a Rafael Gordillo antes de partir hacia Pamplona. / Juan Carlos Muñoz

No se altera Rubi, entrenador del Betis, pese a que su equipo no ha arrancado la temporada como se esperaba. "Prefiero ver el vaso medio lleno, en los dos últimos partidos hemos sumado cuatro puntos", aseguró el técnico, que, aunque sin perder la tranquilidad, admitió la necesidad de que su equipo afine los conceptos para sumar de tres en tres y acercarse a la zona marcada como objetivo de la temporada.

"Nos gustaría ver pronto un Betis que esté más arriba, tenemos esa necesidad. También estamos tranquilos, han pasado cosas especiales en los partidos y queremos tener una continuidad de encuentros cono once para saber el nivel", aseguró el preparador heliopolitano, que no rehuye la palabra Europa en su discurso: "Queda un camino muy largo y hay que trabajar muy bien para que sea posible. La Primera División tiene un nivel altísimo. Es una ilusión que tenemos, a medio plazo el Betis volverá a esa competición".

Para ese paso adelante de su equipo, el técnico tiene claro los aspectos a mejorar. "El otro día los desajustes defensivos fueron con balón, otras veces fueron sin la pelota. Nos hemos desordenado cuando teníamos la pelota nosotros, es más fácil de corregir, pero es más grave. El rival sin hacer nada te desajusta, hay que trabajarlo. Lo hemos entrenado, hay imágenes, buscamos la mejora del equipo, no perder balones en zonas del campo con el equipo descolocado. A ver si lo hemos conseguido", comentó Rubi, que tampoco se siente presionado: "Noto una responsabilidad grandiosa, llevamos el vehículo y la gente quiere que lo llevemos bien. Mi forma de ser es estar concentrado en el trabajo, dar lo mejor, ponerle todas la horas del mundo... Y con eso tienes la conciencia tranquila. A día de hoy noto mucho cariño más que presión".

También pidió Rubi un mayor respeto arbitral. "Son 72 faltas recibidas, el siguiente tiene poco más de 50, la diferencia es importante. Sí me gustaría y lo que pido que las faltas que sean tarjeta que lo sean, da igual que sea el minuto 1 o que sólo lleve una falta. Si recibimos tantas faltas alguna más podría ser tarjeta. Ojalá el porcentaje de tarjetas que se saque sea mayor, somos un equipo que intenta jugar y asociarse. Esto forma parte del juego, pero queremos que no nos influya, que no nos saque del partido si hay una decisión injusta, que el equilibrio mental no lo perdamos", pidió el técnico, que tampoco entró en lamentos por la ausencia de Loren: "No se ha podido hacer más, nos quedaba llegar hasta la cautelar, pero no merecía la pena estar sufriendo hasta última hora y generar incertidumbre al equipo. Visto el acta estamos moderadamente contentos con que sea sólo un partido, visto lo que se vio creemos que no era justa la roja".

Sobre el rival, Rubi advirtió sobre esa racha de Osasuna como local. "Te habla de la dificultad, estar 27 partidos sin perder en casa seguidos, tiene un mérito increíble. En Segunda también es difícil no perder un partido. Queremos ser el equipo que gana por vez primera allí en 28 partidos", indicó el catalán, que también apuntó cambios en el once: "Todo el mundo está con ganas, queremos que la gente esté fresca y que pueda afrontar el partido al 100%. Puede haber algún cambio más, pero no a lo loco".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios