Valladolid-Betis | Uno a uno

Otro fútbol también es posible

  • El Betis enseña una versión más pragmática para recuperar la senda del triunfo ante un gris Valladolid

  • Los verdiblancos pusieron el 0-1 con lo mínimo y luego sentenciaron al contragolpe

La pizarra La pizarra

La pizarra / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

En el fútbol todos los estilos son válidos sí conducen a la victoria y el Betis, como también en su anterior triunfo ante el Atlético, volvió a sacar su versión más pragmática para regresar de Valladolid con tres puntos que lo vuelven a colocar a tiro de piedra de la zona europea.

Los verdiblancos realizaron lo mínimo para adelantarse en el marcador, con un fenomenal escorzo de Mandi tras el error de Masip justo antes el descanso, y luego manejaron el resultado cuando el Valladolid, muy carente de recursos ofensivos, se vio obligado a dar un paso adelante.

Hasta ocho cambios en el once inicial introdujo Setién, que ya se había dejado en Sevilla a jugadores como Lo Celso o Jesé, lo que pudo influir para que en el José Zorrilla se viera a un Betis impreciso y con numerosas pérdidas, pero que sí sacó el oficio necesario cuando se encontró el marcador a favor.

Otro fútbol es posible e incluso es conveniente tenerlo como plan B para situaciones especiales, como por ejemplo una eliminatoria en la que dispones de un resultado a favor, véase la ida copera ante el Valencia o la vuelta europea frente al Rennes, encuentros que los verdiblancos no supieron manejar.

Defensa

Desde el inicio, éstos acumularon más jugadores por detrás de la pelota, con ese 5-4-1 con el que partió inicialmente Setién, que quería evitar un comienzo como el de Butarque, aunque las imprecisiones y la falta de autoridad en el centro del campo tampoco lo dejaron dominar el juego.

La lesión de Barragán provocó que Francis pasara a la banda derecha y que Guardado asumiera la izquierda, y ambos dieron un paso adelante que ayudó a los verdiblancos en esos minutos finales del primer tiempo.Cuando el Valladolid más apretaba, y después de que Pau López despejase la mejor ocasión local en un remate de Sergi Guardiola, Setién blindó al equipo dando entrada a Sidnei y pasando a Javi García a la medular, con lo que los heliopolitanos se impusieron en el juego aéreo que quedó como último recurso pucelano.

Canales controla ante Antoñito. Canales controla ante Antoñito.

Canales controla ante Antoñito. / R. García / Efe

Ataque

Sin claridad en el centro del campo, con pérdidas evitables que impedían avanzar metros, apenas existieron noticias del Betis en ataque. Únicamente Lainez, con conducciones individuales por dentro o por la derecha, daba verticalidad y así llegaron tanto el primer disparo a puerta (42’) como esa falta que acabaría en el 0-1 en el tiempo añadido del primer tiempo.

Tras el descanso, y ya con Joaquín sobre el césped, los verdiblancos tampoco mejoraron demasiado, aunque Canales y Francis sí aprovecharon los espacios que dejó el Valladolid para lanzar algunos contragolpes. Y el definitivo llegaría a tres minutos del final cuando Joaquín, con un remate que no fue limpio, empujó a la red un pase del cántabro, en su enésima conducción.

Virtudes

Saber adaptarse a un tipo distinto de partido y ganarlo.

Talón de Aquiles

Demasiadas pérdidas en una medular sin autoridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios