Real Betis

Vuelve el fútbol, espera el Valladolid

  • El Betis comenzó ayer a preparar el duelo ante los de Pucela, que tienen malos números en Heliópolis

  • Haro ensalza la figura de Quique Setién

Haro, junto a Setién y Serra Ferrer en la presentación del cántabro como técnico del Betis. Haro, junto a Setién y Serra Ferrer en la presentación del cántabro como técnico del Betis.

Haro, junto a Setién y Serra Ferrer en la presentación del cántabro como técnico del Betis.

El Betis regresó ayer al trabajo con la mente puesta ya en el encuentro del próximo domingo en el Benito Villamarín ante el Valladolid. Una cita que los verdiblancos, después de caer antes del parón en el Metropolitano, confían en sacar adelante para escalar puestos en la clasificación, regresar a la senda del triunfo de cara a volver a competir en Europa y, de paso, mantener su buena racha de resultados en Heliópolis ante los de Pucela, que no han sido capaces de ganar en todo lo que se lleva de siglo XXI en feudo verdiblanco, donde sólo han vencido en tres de los 40 partidos oficiales disputados, con 23 derrotas y 14 empates.

La última vez que el Valladolid visitó el campo del Betis fue en Segunda División, en la temporada 2014-15, en un duelo que acabó con victoria del conjunto bético (4-0) –terminó ascendiendo– con un gol de Jorge Molina y a un hat trick de Rubén Castro. Así, el último triunfo del equipo blanquivioleta en el Villamarín fue en diciembre de 1999, cuando se impuso (0-1) con un gol de Caminero (hoy, director deportivo del Málaga), y desde entonces ha jugado diez veces en el recinto de la Palmera, logrando cuatro empates y seis derrotas.

Los blanquivioletas suman 3 triunfos, 14 empates y 23 derrotas en terreno verdiblanco

El Valladolid no consiguió ganar en el Villamarín hasta su vigésima segunda visita oficial, en la temporada 1988-89, cuando lo hizo (0-1) con un tanto de Peña, y volvió a imponerse en la campaña 1994-95 (1-2), cuando Nilson y Quevedo superaron el tanto de Kowalczyk. Ahora, ambos conjuntos llegan empatados a 12 puntos en la clasificación, y el equipo que entrena Quique Setién confía en volver a obtener un triunfo para seguir con la buena línea de trabajo que el cántabro y sus pupilos vienen realizando desde el pasado curso.

Tanto es así que el presidente del Betis, Ángel Haro, reforzó y resaltó ayer la figura del técnico cántabro en el buen hacer del conjunto verdiblanco. "Mucho mérito de lo que está pasando en el Betis lo tiene el entrenador porque está haciendo que los jugadores crean en el sistema y lo pongan en práctica", dijo el empresario de Villaverde en la Cadena Ser, calificando de forma positiva el trabajo del preparador del Betis: "Quique tiene el mérito como todo el cuerpo técnico y la comisión deportiva trayendo jugadores que están a un nivel alto. Todos están haciendo su trabajo. Pero Quique tiene una nota muy alta. En general, con él da gusto estar en el plano futbolístico y en cualquier tipo de conversación. Es un entrenador muy ameno, estar con él es un placer".

Tan a gusto está Haro con Setién que no tiene ninguna preocupación sobre el futuro del actual inquilino del banquillo bético: "Quique es un hombre de cumplir sus contratos y tiene que pasar algo raro para no terminar el que tiene aquí. Pero en el fútbol nunca se sabe. Si llega un equipo como el City son palabras mayores y hay que ver la situación en cada momento. Ahora mismo estamos contentos con él, lo veo a gusto y cómodo. No tengo ninguna preocupación".

Confianza máxima del principal dirigente del Betis en su entrenador para lograr cotas altas: "Entre quedar entre los cuatro primeros y ganar una copa... Me quedo con las dos cosas. Pensando en el club una clasificación entre los cuatro primeros es importante, pero los títulos entran en la historia. Es complicado elegir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios