alfonso pérez muñoz. Miembro de 'arriba betis campeón'

"El Betis necesita sentido común"

  • El ex futbolista apuesta por un cambio en el club de Heliópolis para "hacer las cosas con coherencia" y "tener mentalidad ganadora" en todos los estamentos

Alfonso, durante la entrevista. Alfonso, durante la entrevista.

Alfonso, durante la entrevista. / J.A. García

Comentarios 2

Alfonso Pérez Muñoz militó en el Betis en dos etapas diferentes (95-00 y 02-05), y ahora, de la mano de la alternativa de Rafael Salas, desea regresar con un objetivo definido, cambiar el Betis actual y convertirlo en un club que vuelva a estar luchando por cosas importantes. Así lo deja claro en la entrevista ofrecida a este medio, aunque antes de comenzar la misma no duda en acordarse de Pedro Buenaventura: "Aprovecho para dar el pésame a toda su familia. Ha sido una de las personas béticas de verdad de hace muchos años. Hay que recuperar ciertos valores de gente como Pedro, Picchi… Gente de muchos años que lo han dado todo por el Betis.

-¿Qué modelo de club desean implantar en el Betis?

-Tenemos una comisión deportiva con cinco personas. Consensuaremos cosas, fichajes, reuniones que podamos hacer... Es más fácil consensuarlo entre varias personas entendidas en fútbol que no delegar en una sola persona, como se ha hecho últimamente en el Betis. Entendemos que así es mucho más difícil equivocarse.

-Entonces, por ahora, les resulta complicado formar un organigrama...

-El panorama que tenemos actualmente en el Betis nos limitaba mucho a la hora de poder contar con más o menos profesionales. El día que lleguemos y veamos lo que nos vamos a encontrar decidiremos el número de gente que necesitaremos. Ahora, de momento, tenemos un mínimo de gente trabajando que conozco, que son de fiar y con buen tino a la hora de ver jugadores. Además, con lo que ha ocurrido con Torrecilla entendemos que hay otro escenario distinto, y no sabemos si de aquí al 29 habrá más incorporaciones en el club.

-Y a la gente que le achaca que usted no tiene experiencia como director deportivo, ¿qué le dice?

-Llevo muchos años en esto. Conozco a mucha gente en torno al fútbol, y sobre todo gente de confianza, gente que nos va ayudar y aportar muchas cosas. Cuando me dicen que tengo poca experiencia a veces me hace gracia. Hemos visto profesionales con experiencia que se han equivocado, y no lo digo por el Betis, sino por otros equipos. Hasta los mejores directores deportivos se equivocan.

-¿Esperaba tantas piedras en el camino? Ranieri, la foto con los chavales que el Betis prohibió...

-Se ha entrado en unas guerras absurdas. La foto famosa del equipo de chiquillos fue que me lo pidió la madre de uno de los niños que es amiga mía y le dije "déjame a ver si puedo". Al final les dije "venga, me acerco", pero se enteraron en el club y me prohibieron de alguna forma hacer eso. Sólo iba a hacer una foto con uno de los hijos de un amigo mío. En ningún momento quería sacar partido electoral y menos con niños. Son cosas que no me parecen éticas ni serias de unos dirigentes del Betis. Y hay que cambiarlas. Hay que hacer las cosas con sentido común. Ser personas normales, con coherencia y eso nos facilitará las cosas a nivel de club y de gestión.

-De Ranieri a Setién hay un mundo...

-Entendemos que era un entrenador que podía sacarles partido a los jugadores, pero también es verdad que queremos un modelo de juego para el Betis, caracterizado con jugadores alegres, dinámicos, técnicamente buenos… Dentro de lo que habíamos pensado era una de las opciones, pero además de Ranieri teníamos varias opciones más, entre ellas Setién.

-Dentro de ese consenso que buscan, se encuentra con Setién, cuya filosofía de fútbol podría no coincidir con la suya.

-Partimos de cierta desventaja con respecto al club, pues no podemos presentar jugadores ni tomar decisiones. En el caso del entrenador, nosotros queremos inculcar un modelo de juego en todas las categorías y que el entrenador del primer equipo intente un equipo que juegue bien al fútbol, sea ofensivo y tenga mentalidad ganadora, que la vamos a inculcar. No queremos un club derrotista, con la afición cabreada, triste… Eso lo queremos cambiar.

-¿Y qué le parece que haya firmado por tres años? ¿Un inconveniente más en el caso de que ganen la junta?

-No por Setién. Hoy en día renovar a un entrenador tres años es una barbaridad. Como la renovación de Pezzella… Son cosas que vamos a tener ahí. Marcelino dos años, Ziganda dos años, Valverde otros dos... Otra cosa es el tercer año. Me parecen muchos tres años. Ojalá los cumpla y sea buena señal, pero me parecen excesivos.

-¿Tienen ya la columna vertebral con nombre y apellidos o en el mercado les está costando convencer a jugadores?

-No tenemos los medios como para estar firmando precontratos a lo loco. Podemos ir tanteando, pero no vamos a vender humo. Eso no lo vamos a hacer. No es mi estilo. Partimos con desventaja con respecto a la actual junta directiva, que puede hacer o deshacer lo que quiera. Si entramos, intentaremos planificar lo mejor posible.

-¿Cree que el punto de partida de la campaña electoral es equivocado por no estar en igualdad de condiciones ambas candidaturas?

-Esto es una huida hacia adelante. Desde la lejanía he estado viendo todo lo que ha ocurrido y es una calamidad tras otra todo lo que ha pasado en estos meses y últimos años. En mi caso he dado un paso al frente para ayudar al Betis. Lo hago porque me da pena y tristeza ver al Betis en la situación que se encuentra en estos momentos. Me costaría creer que esta afición y el accionista, que han pedido la dimisión, puedan volver otra vez a votar a los que están. Hay una alternativa seria y diferente.

-¿Esperaba este nivel de división con respecto a su figura?

-La gente en ese sentido no es objetiva conmigo. He dejado de estar en Palma, con el Mallorca, donde mi familia está encantada. En el Mallorca me han valorado mucho, con tres años en diferentes cargos, y al final dar este paso con todas las consecuencias es para valorarlo. La gente, en vez de pensar que Alfonso ha dado un paso al frente para ayudar al Betis, que es el único motivo... Me cuesta creer que todavía haya gente que me diga cualquier cosa negativa.

-¿Y podría estar esa división dirigida?

-No lo sé. Pero que nadie dude de mi buena fe de venir al Betis a ayudar. Hay algo dentro de mí que me dice que tengo que estar aquí porque el Betis necesita un cambio.

-En el caso de Serra, tardó poco en darse cuenta de la división y de un día a otro indicó que si Haro y Catalán pierden, él se iría...

-No dudo de su buena fe, pero se habrá dado cuenta de que hay unas elecciones en las que él está contratado por la actual junta directiva y tendrá que defenderla por sus propios intereses.

-¿Y cuál es el sentir de los béticos en las peñas que visitan?

-En general, no sólo en las peñas, sino en muchos aficionados, el cabreo que hay es generalizado. Los aficionados del Betis, sean accionistas o no, están enfadados por todo lo que está ocurriendo. El socio creo que quiere ver otra cosa diferente.

-Rafael Salas, como ejemplo de la mentalidad que quieren inculcar, puso a Adán. Máxima exigencia en todo momento...

-No queremos jugadores de medias tintas que no tengan mentalidad ganadora. Y hablaremos con el entrenador. Entre el concepto de fútbol y la mentalidad que queremos no vamos a traer futbolistas que vengan a cumplir el expediente. Hay que aspirar a lo máximo.

-¿Y el futuro de Dani Ceballos cómo lo ve?

-Nos gustaría contar con él, va con nuestra filosofía. Jugadores nacionales que puedan salir y ayudar al Betis. Él forma parte de nuestra columna vertebral.

-¿Y el de Rubén Castro?

-Es un jugador que ha sido importantísimo en la historia del Betis y habrá que esperar a ver qué ocurre. No sabemos si en torno a Rubén van a tomar alguna decisión y está el tema extradeportivo. Espero que se solucione lo mejor posible.

-Y ahora que ha vuelto, ¿cómo ve la rivalidad en la ciudad?

-Hay que ser realistas. Las circunstancias son las que son, a nivel deportivo e institucional. En mi época estaba la cosa más o menos igualada, pero ahora hay diferencias. No obstante, tenemos que pensar en nosotros mismos. Poner unas bases para ir creciendo y volver a ser uno de los grandes clubes de España. Que estemos en los puestos en la clasificación que el Betis se merece. Hay que empezar de cero, la imagen el Betis no puede seguir mermada en todos los sentidos. Hay que construir otro nuevo Betis y con otra mentalidad.

-Una mentalidad ganadora que se ha notado en el Betis B de José Juan Romero...

-En su trayectoria ha demostrado que es un buen entrenador. Desde que cogió al Betis y en su anterior equipo la progresión ha sido brillante. Nos alegramos mucho por él y los chavales del filial. No es lo mismo Tercera que Segunda B. Intentaremos reforzar esa cantera y al Betis B, que tiene que ser un trampolín claro para el primer equipo. También, como objetivo, competir en Segunda B y ascender a Segunda sería muy bonito, pero como mínimo el segundo tiene que estar en Segunda B.

-¿Y qué mensaje lanza a los béticos?

-Que escuchen y vean lo que podemos ofrecer, y que escuchen y vean lo que pueda dar la otra candidatura, que evalúen los errores que han cometido. Pelearemos hasta el final por cambiar al Betis. Esperemos que por el bien del Betis podamos ser nosotros la candidatura elegida para empezar una nueva era en el Betis.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios