Betis De la salvación al proyecto

Ángel Haro y José Miguel López. Ángel Haro y José Miguel López.

Ángel Haro y José Miguel López. / Antonio Pizarro

La igualada en Balaídos frenó la dinámica negativa del Betis. Las derrotas ante Levante y Villarreal, con seis goles encajados, habían enrarecido el ambiente en el vestuario, que al menos reaccionó ante el Celta para acercar la permanencia. Los verdiblancos pretenden sellar esa salvación el miércoles ante Osasuna, lo que también serviría para acelerar ese nuevo proyecto con el que Ángel Haro y José Miguel López Catalán quieren continuar su huida hacia delante.

No vienen siendo semanas fáciles en Heliópolis. El regreso del fútbol devolvió la cruda realidad de un equipo mal planificado desde el pasado verano y que tampoco supo aprovechar el mercado invernal para corregir sus múltiples deficiencias. Ese paupérrimo rendimiento de la plantilla provocará numerosos cambios de cara al próximo año, un mensaje contrario a lo que proclamaban los dirigentes hace escasas fechas. Desde la portería a la delantera, el Betis se ha hallado lejos del nivel esperado y su situación en la tabla no sólo responde a la mala fortuna o a los errores arbitrales, por más que éstos últimos estén de actualidad tras el desastroso arbitraje de González Fuertes en Vigo.

La respuesta de los futbolistas ante el Celta fue elogiada por el entrenador interino, Alexis Trujillo, que destacó esa actitud de los jugadores para sobreponerse a las adversidades y conseguir ese punto que deja al Betis con nueve de ventaja con respecto al Mallorca, el equipo que marca la zona de descenso. “Hay que afrontar el partido ante Osasuna como una final y a ver si somos capaces de certificar la permanencia”, indicó Alexis tras el encuentro, con esa pretensión de finiquitar la temporada cuanto antes para dar paso a las nuevas ideas de los dirigentes.

Como aseguró Haro en su última comparecencia, el club realizará cambios en el área deportiva y ahí la preferencia pasa por la llegada de Antonio Cordón, un reputado director deportivo que ahora mismo trabaja para la Federación de Ecuador. El fichaje de Cordón supondría el enésimo giro en el apartado deportivo en los últimos cinco años.

Antonio Cordón. Antonio Cordón.

Antonio Cordón. / Efe

La necesidad de lanzar un mensaje distinto a los aficionados, tras el fracaso de esta temporada con José Miguel López Catalán y el propio Haro como máximos responsables deportivos de la entidad, provoca que los dirigentes estén dispuestos a realizar una alta inversión en esa figura de hombre de fútbol que ya ocupasen Eduardo Maciá, Miguel Torrecilla o Lorenzo Serra Ferrer anteriormente.

Los dirigentes confían en que Cordón pueda resolver con celeridad su salida de Ecuador, donde firmó un contrato en diciembre pero donde también la crisis del Covid-19 ha supuesto un revés económico, ya que es el preferido para hacerse cargo del área deportiva.

Con el extremeño, que pasó anteriormente por Villarreal o Mónaco, llegaría también de la mano Manuel Pellegrini, con quien coincidió durante la etapa de ambos en el conjunto castellonense. El técnico chileno, con quien apenas falta la firma de los documentos, aceptaría una rebaja de los emolumentos que percibió en el West Ham, su último equipo, para regresar a la Liga y hacerse cargo de un Betis al que considera que puede revitalizar.

Manuel Pellegrini, en su etapa en el West Ham. Manuel Pellegrini, en su etapa en el West Ham.

Manuel Pellegrini, en su etapa en el West Ham. / Efe

A Pellegrini se le ha puesto una propuesta de dos temporadas encima de la mesa, en lo que sería también un esfuerzo económico importante de la entidad heliopolitana. Tras el fracaso con Rubi, los dirigentes quieren ahora apostar por un técnico con un amplio currículum, una cualidad que cumple Pellegrini, un técnico de amplia experiencia y que conoce a la perfección el campeonato español.

Aunque tanto Haro como López Catalán han manejado otras alternativas –hubo conversaciones con Marcelino García Toral, y Javi Gracia o José Bordalás también han sido puestos encima de la mesa por sus representantes–, el nombre de Pellegrini es el que reúne mayor consenso en la cúpula deportiva e incluso cuenta con el aval del capitán Joaquín, quien lo conoce a la perfección de su etapa en el Málaga y avala los métodos de trabajo del técnico chileno.

Pero antes de ejecutar los primeros movimientos de la nueva planificación, el Betis tiene una cita clave el miércoles ante Osasuna. Una victoria ante el conjunto navarro certificaría definitivamente la permanencia en Primera, con lo que los dirigentes ya tendrían las manos libres para poner en marcha ese plan con el que pretenden dar carpetazo a esta paupérrima temporada. Más allá de las quejas arbitrales, personalizas el sábado en la figura de González Fuertes, quien ya tomó decisiones polémicas contra el Betis desde el VAR en esta misma campaña, Haro y López Catalán quieren meter el bisturí para su nuevo proyecto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios