Real Betis

La exigencia del calendario

  • El Betis, que se fue al parón con la sensación positiva de haber ganado el derbi, regresará a la competición disputando siete encuentros en 23 días, cinco de Liga y dos de Liga Europa

Setién, junto al consejero Ernesto Sanguino, ayer presenciando el Betis Deportivo-Xerez CD. Setién, junto al consejero Ernesto Sanguino, ayer presenciando el Betis Deportivo-Xerez CD.

Setién, junto al consejero Ernesto Sanguino, ayer presenciando el Betis Deportivo-Xerez CD. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

El Betis se marchó al parón con el buen sabor de boca de haber logrado la primera victoria de la temporada en el derbi. Un triunfo que dotó de tranquilidad a un conjunto verdiblanco que a partir de hoy seguirá con su plan de trabajo para encarar el exigente calendario que tiene por delante hasta que llegue el próximo parón, con cinco encuentros de Liga y dos de Liga Europa en los que Quique Setién y su cuerpo técnico, junto con la plantilla, intentarán responder de la mejor manera posible, arropados por una afición que mantiene la ilusión intacta de cara al recién comenzado curso futbolístico.

Así, el carrusel de siete partidos en 23 días comenzará para el Betis el próximo sábado 15 de septiembre (18:30) en Mestalla ante el Valencia, el jueves 20 de septiembre (21:00) jugará competición europea en Atenas frente al Olympiacos, el domingo 23 de septiembre (18:30) recibirá al Athletic Club y en la jornada intersemanal (jueves 27 de septiembre a las 22:00) visitará Montilivi para medirse al Girona. Tres días después, el domingo 30 de septiembre (20:45) el cuadro bético se medirá en el Benito Villamarín al Leganés y ya en octubre, el jueves 4 (18:55) volverá a disputar otro partido de la fase de grupos de la Liga Europa de local ante el Dudelange, cerrando el ciclo de compromisos con el choque de Liga en el Metropolitano frente al Atlético, el domingo 7 de octubre (16:15).

Recuperar la pólvora, una de las tareas pendientes para el equipo de Setién

Un calendario que, a priori, invita al optimismo teniendo en cuenta los precedentes del Betis la pasada temporada en la serie de cinco partidos que disputó entre el primer y segundo parón liguero. El cuadro de Setién sumó 10 puntos de 15, cayendo en Villarreal (3-1), ganando al Deportivo (2-1), al Real Madrid en el Santiago Bernabéu (0-1), al Levante (4-0) y empatando en Anoeta (4-4) frente a la Real Sociedad. Y todo, con un balance de 12 goles a favor y 8 en contra. Peor fue el último precedente del Betis europeo, de la temporada 13-14, con un balance en Liga de 7 puntos de 15 posibles en esos cinco partidos entre parón y parón. Aquel conjunto verdiblanco derrotó al Valencia (3-1), empató también en casa ante el Granada (0-0), perdió en San Mamés (2-1), venció al Villarreal (1-0) y cayó en Getafe (3-1), con un balance de goles de 7 a favor y 15 en contra. Y entre medio, un empate en el Villamarín ante el Lyon (0-0) y a domicilio ante el Rijeka (1-1).

No obstante, la diferencia entre aquel Betis y el actual es más que evidente, con sensaciones diferentes, y a la espera ahora de que en la vuelta a la competición aparezca la pólvora bética. Para ello, Setién ha recuperado ya a un futbolista fundamental para conectar el centro del campo con el ataque, Joaquín; podrá disponer del último fichaje, Lo Celso, y arriba Loren debe recuperar el olfato goleador, a la espera de la aportación de Sanabria y de un Sergio León que aguarda una oportunidad. Para la medular, el cántabro tiene un abanico importante de jugadores y en defensa volvió la portería a cero por segundo partido consecutivo tras el inicio liguero ante el Levante (0-3). Buenas sensaciones en un Betis con cosas todavía por pulir que, a partir de hoy, encarará un exigente calendario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios