Real Betis

Dejar huella, el desafío de Pellegrini

  • El técnico confía en armar un proyecto que vaya de la mano del crecimiento institucional del club

  • Quiere que en su equipo "defiendan y ataquen todos" y un Betis "agresivo y que le dé un buen trato del balón"

Manuel Pellegrini camina por el césped del Benito Villamarín, el lunes. Manuel Pellegrini camina por el césped del Benito Villamarín, el lunes.

Manuel Pellegrini camina por el césped del Benito Villamarín, el lunes. / Raúl Caro (EFE)

Temporada nueva, entrenador nuevo. Es una idea recurrente en el Betis las últimas campañas, aunque Manuel Pellegrini confía en armar un proyecto deportivo que "vaya de la mano del crecimiento institucional", por lo que su etapa en la entidad verdiblanca la afronta como "desafío motivante" con el reto de "dejar huella y colocar al club donde se merece". Así lo aseguró en una entrevista en la televisión del club, en la que insistió, como en la rueda de prensa de su presentación, en su idea de equipo y el camino para alcanzar esos objetivos.

El técnico insistió en esa sensación generalizada de que el conjunto heliopolitano tenía plantilla esta campaña para estar más arriba, "no sólo por plantilla, sino también por los partidos". "En muchos encuentros dominó, creó ocasiones, pero pronto se veía atrás en el marcador, como el día ante el Levante, con 2-0 en contra a los 20 minutos. Hay que encontrar el problema de por qué se repitió durante la temporada", apuntó el técnico, para quien "los sistemas no ganan partidos". "Se gana en la medida en que el rendimiento de los jugadores sea el adecuado. Muchas veces cuando se pierde se echa la culpa al sistema y vienen cambios. Eso no quiere decir que uno no pueda hacer variaciones por motivos puntuales, pero no es el sistema el que gana", explicó Pellegrini, que se refirió en particular al Betis de la 2019-20: "Hay muchos factores a analizar. El futbolista debe tener ambición sentir el desafío de estar en instancias superiores. Con ambición, trabajo y buenos futbolistas las metas son alcanzables".

En este sentido, el preparador chileno salió al paso sobre las dudas sobre la zaga verdiblanca para asegurar que "el trabajo defensivo del equipo es de todos, no de la línea defensiva sólo". "Si tenemos una mala defensa es porque los delanteros presionan mal, los medios no cierran los espacios y los defensores cometen errores o el portero falla. En la parte ofensiva pasa igual. ¿Cuál es la diferencia? Que en el área contraria la calidad define y en la propia se trata de rechazar, el balón no tiene un destino como en el ataque, sino que hay que evitar el peligro", explicó.

Pellegrini incidió en su idea de fútbol que ha intentado implantar allá donde estuvo, con un equipo "agresivo, que le dé buen trato al balón, que cree jugadas ofensivas constantemente y que sepa defender de acuerdo a cada situación". Y es que el entrenador "hay muchas maneras de ganar", aunque apuestas por unas en lugar de otras: "Puedes ir ganando por 1-0 y meter a los 11 jugadores en el área para cazar algún contragolpe. Lo acepto, aunque no es la queme gusta, pero a veces mientras se gane todo vale".

Con esa premisa quiere el chileno afrontar un "desafío" que lo motiva: "He vivido situaciones distintas en muchos clubes, desde el Manchester City y el Real Madrid, con los que hay que luchar por el título, a equipos con los que partimos con una base sólida con la idea de crecer como en Villarreal. Ese desafío es parecido al que afronto ahora con el Betis. Hasta ahora nunca me he equivocado al tomar una decisión y el Betis ya tiene establecidas las bases para desarrollar ese trabajo y colocar al club donde se merece por su afición", insistió.

Y para ello un aspecto que puede marcar la diferencia entre conseguir los objetivos o no es el liderazgo. "En el fútbol siempre se desarma todo. Cuando parece que todo está armado por un resultado o una situación, un conflicto lo desarma todo de nuevo. Por eso le doy importancia al liderazgo del grupo, no sólo de jugadores, sino que uno como técnico trate de conseguir esa cohesión y compromiso de los futbolistas con el equipo", apuntó el técnico, que añadió: "Por eso digo que si logras llegar a ese conocimiento de las personalidades de los jugadores hay una gran parte del trabajo hecho. A eso hay que sumarle, por supuesto, buenos futbolistas, porque si no es imposible lograr resultados".

Pellegrini, en este sentido, pone el acento en su trabajo: "Como técnico parto con la premisa del respeto; en segundo lugar el compromiso; y por último, el rendimiento", señaló el protagonista, que destacó los "buenos cimientos" con los que cuenta el club para consolidar su proyecto: "Una vez que tienes sólidas bases se puede empezar a desarrollar otras áreas. Si sólo quieres desarrollar el área del fútbol con jugadores para lograr resultados deportivos puntuales, es un camino a la larga difícil de sostener. El otro, contar con buenas infraestructuras y soportes técnicos, puede tardar más, pero va a ser permanente en el tiempo".

Manuel Pellegrini. Manuel Pellegrini.

Manuel Pellegrini. / Antonio Pizarro

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios