Betis-Alavés | Contracrónica Lainez e Inui, con un papel secundario

  • Lainez, sin la brillantez de Rennes, demostró su descaro y cómo busca asociarse con Lo Celso y Canales

  • Inui volvió a Heliópolis jugando de extremo, donde nunca llegó a actuar en el Betis

Lainez protege el balón ante Pina. Lainez protege el balón ante Pina.

Lainez protege el balón ante Pina. / Antonio Pizarro (Sevilla)

Partido muy disputado anoche en Heliópolis. Intensidad por los dos equipos, con un Betis que por ocasiones mereció algo más ante un Alavés que supo defenderse con mucho orden y aprovechar sus recursos para llevarse un punto de oro. Y sobre la hierba, un curioso frente a frente, Diego Lainez y Takashi Inui, ambos jugando por el flanco derecho del ataque de sus respectivos conjuntos.

Sin tener ninguno una noche brillante, dejaron algún detalle de las cualidades que atesoran, sobre todo esa electricidad, chispa y velocidad a la hora de encarar. Después de la muy buena actuación que tuvo en Roazhon Park ante el Rennes, Quique Setién decidió darle confianza desde el inicio al joven futbolista mexicano del cuadro verdiblanco, que mantuvo un intenso duelo con Duarte. Tanto es así que a los nueve minutos de partido el lateral del Alavés ya vio cartulina amarilla tras una dura entrada por detrás al jugador azteca. Incluso, el defensa zurdo del cuadro vitoriano fue cambiado en la segunda parte por Abelardo ante el temor de que viera la segunda amarilla.

Lainez lo intentó por dentro y por fuera, buscando asociarse con Canales y Lo Celso, pero no tuvo tanto protagonismo como en tierras francesas el pasado jueves. En la segunda parte también apareció siempre, buscando la conexión con su compañero argentino y con Joaquín, pero no tuvo su noche y acabó desquiciado. Como prueba, la cartulina amarilla que vio después de una durísima entrada por detrás a Jony, en el minuto 73. Así, poco después, el técnico bético decidió cambiarlo y dar entrada a Loren en su sitio.

Mientras, Inui salió del terreno en el minuto 83 por Diego Rolán, siendo ovacionado por la grada del Benito Villamarín. El futbolista japonés llegó el pasado verano al equipo heliopolitano, procedente del Eibar, levantando muchas expectativas después del buen Mundial de Rusia que hizo con su selección. El propio Javier Tebas, en una comparecencia pública, anunció el fichaje del nipón por el Betis, algo fundamental para que los verdiblancos se abrieran mercado en territorio asiático por la figura mediática de un jugador que siempre ha jugado en la posición en la que lo hizo ayer, de extremo en un 4-3-3, bien por la derecha, como fue en esta ocasión, o a pierna cambiada, donde lo hizo siempre en el cuadro eibarrés. Por ese motivo llamó la atención su fichaje por el Betis, en cuyo esquema habitual no tienen cabida los extremos, y el mejor ejemplo es que Tello juega de carrilero.

Inui salió del Betis en el mercado de enero una vez que se marchó a disputar la Copa de Asia y a su vuelta cerró su pase al Alavés como cedido hasta final de temporada. Allí tendrá más oportunidades que en el Betis por el simple hecho de que juega en su posición natural –lógico fichaje del Alavés como recambio de Ibai Gómez–, no como en el equipo verdiblanco (de segunda puta por dentro).

Así fue el encuentro de Diego Lainez e Inui en el Benito Villamarín, que comprobó en directo las evoluciones de dos futbolistas que anoche tuvieron un papel muy secundario dentro del guión de sus respectivos equipos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios