Real Betis Joaquín, segundas partes no siempre fueron malas

Joaquín, entre Rubi y Haro, en el brindis de este mediodía. Joaquín, entre Rubi y Haro, en el brindis de este mediodía.

Joaquín, entre Rubi y Haro, en el brindis de este mediodía. / Juan Carlos Vázquez

Joaquín se erigió en la gran figura de la jornada decimosexta. Su triplete ante el Athletic, el primero de su carrera, sirvió para conseguir el tercer triunfo seguido y en el entrenamiento de hoy de nuevo ha sido protagonista. 

En la jornada de convivencia programada por el Betis, el capitán ha sido el futbolista más reclamado por los jóvenes de la cantera que han compartido un día con los mayores. Genio y figura, Joaquín ha vuelto a demostrar que tiene cuerda para rato.

Joaquín está empeñado en demostrar que el dicho cinematográfico 'segundas partes nunca fueron buenas' no es trasladable a su carrera futbolística, pues vive su segunda parte en el Betis, club en el que se formó y en el que a sus 38 años muestra su valía incluso con mas rendimiento que en la primera.

El futbolista de El Puerto de Santa María vivió el domingo, según el mismo reconoció, un momento imborrable en su carrera tras marcar en el Benito Villamarín en los primeros veinte minutos de juego los tres goles (3-2) con los que el Betis venció al Athletic Club, e incluso tuvo en la prolongación la ocasión de lograr el cuarto, pero una gran parada de Unai Simón lo impidió.

El portuense nunca había conseguido marcar tres goles en un partido en su ya larga carrera como profesional que inició en el Betis (2000-2006) y que tuvo etapas en el Valencia (2006-2011), Málaga (2011-2013) y el Fiorentina italiano (2013-2015) hasta volver en el ejercicio 2015-16 al equipo verdiblanco.

Por ello se llevó el balón del triplete a casa firmado por sus compañeros y aseguró que lo guardaría "como "oro en paño" porque el no es un goleador y no sabía cuándo lo volvería a conseguir.

Joaquín, que ya suma seis tantos esta temporada, se adjudicó también en su haber el registro de ser, con los 38 años que cumplió el pasado 21 de julio, el jugador mas veterano en meter tres goles en un partido de la Liga española, clasificación en la que desbancó al histórico Alfredo di Stéfano.

El extremo derecho, que esta campaña juega habitualmente con el nuevo técnico, Joan Francesc Ferrer Rubi, a pierna cambiada, muestra su rendimiento no sólo por lo logrado ante el Athletic, ya que el entrenador barcelonés lo ha utilizado en quince de los dieciséis partidos disputados hasta ahora en el torneo y solo no jugó en la duodécima jornada ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu (0-0).

Joaquín, el jugador que más partidos ha disputado con el Betis en Primera desde que debutó con 19 años en 2000 ante el Compostela en el estadio San Lázaro, pudo crear algunas dudas cuando se anunció su vuelta en el verano de 2015 al considerarse que llegaba para vivir un retiro placentero, pero pronto desdijo a los escépticos.

El capitán de los verdiblancos, que cumple contrato el próximo junio, nunca ha mostrado inquietud por la renovación ya que está seguro de que vendrá y no por condescendencia a un futbolista que ha hecho historia en el Betis sino por su rendimiento dentro del terreno de juego.

Joaquín llegó a Betis nueve años después de que se fuera y ahora, que cumple cinco ejercicios en el equipo de su formación, mantiene o supera el nivel de la primera etapa, que la acabó con 25 años y ya como un futbolista consagrado e internacional absoluto.

El portuense ha sido internacional en 51 ocasiones y disputó dos Mundiales y una Eurocopa, aunque su último partido con la selección llegó a finales de 2007 con Luis Aragonés como entrenador, con lo que no participó como protagonista de los éxitos de España cuando se proclamó campeón de Europa (2008 y 2012) y del mundo (2010), aunque ahora nadie se extrañaría que Luis Enrique se fijara en él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios