Betis Mark González y sus anécdotas con Lopera

  • El chileno recuerda su etapa en el equipo verdiblanco y la difícil negociación para su salida

Mark González durante su etapa en el Betis. Mark González durante su etapa en el Betis.

Mark González durante su etapa en el Betis.

Mark González ha sido un trotamundos del fútbol, que pasó dos temporadas en el Betis entre los años 2007 y 2009, aunque el descenso a Segunda supuso su adiós a la entidad heliopolitana. El chileno ha repasado en una entevista en onefootball.com sus días como verdiblanco, con anécdotas con Manuel Ruiz de Lopera incluidas.

"Es una pregunta que yo también me hago. No sé qué pasó. Por categoría, jugadores y calidad no nos quedábamos. Había un tema mental, psicológico, de miedos que no supimos asumir. Empezaron a jugar los fantasmas de cuando uno está abajo en la categoría, quedan menos partidos y cada semana vas dependiendo del de arriba o abajo. Esos fantasmas no nos ayudaron. Pero no hay una explicación, teniendo en cuenta la calidad de los jugadores que teníamos, la experiencia que había", asegura Mark González sobre aquel descenso, del que incluso recuerda partidos que acabaron costando caro: "No lo supimos manejar. Después de toda esa situación, miras los partidos... Hubo uno contra el Mallorca que íbamos ganando 3-0 y acabamos empatando a tres. Con ese partido ganado ya no hubiéramos descendido. Hubo otros muchos partidos que dominábamos y perdíamos por una cagada, una desconcentración o por esos fantasmas que aparecían y nos jugaban en contra. Nos poníamos nerviosos. Te da rabia, el no haber podido manejar esa situación. Es lamentable, a nadie le gusta descender. Haberme ido en esa situación fue un poco triste, sabiendo que el equipo había descendido. Ese equipo no lo merecía, es un episodio triste en mi carrera".

Mark González

Tras confirmarse el descenso, Mark González acabó siendo traspasado al CSKA Moscú por más de seis millones de euros. "No busqué mi salida, estaba esa opción, con el equipo ruso muy interesado. Después del descenso, a nivel económico no iba a ser lo mismo. Era una oferta difícil de rechazar. El interés por parte mía también estaba. Cuando hay buenas opciones es tomarla, en conjunto con el club. Fue difícil, pero se logró. Con Lopera negociar no era muy fácil, pero se consiguió. Fue bueno para el club y para mí", expone el chileno, que también recuerda las peculiares formas del exmandatario verdiblanco: "Desde los bonos de El Corte Inglés que nos daba por ganar los partidos hasta el día que me fui a hacer el examen previo con el equipo ruso. Estaba yo en Alemania, tuve que ir a Múnich a hacerme los exámenes y algo pasó entre directores y me dice: 'te agarras el avión y te vienes de vuelta'. Le dije que ya estaba allá y me dijo que no me iba a ningún lado, que debía de estar vuelta al día siguiente. No entendía absolutamente nada, me metían por medio. No podía quedar mal con el club, no había firmado con el equipo ruso y tenía que acatar las órdenes. Fue bajando del avión y tomando el auto al hotel. Se puso a lo Ruiz de Lopera, diciendo que no me iba, con ese acento que tenía. Al final se solucionó ese asunto y continuó la negociación. Fue compleja pero resultó todo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios