Tercera División | Grupo X

Raúl evita que el Betis Deportivo se quede a medias (3-2)

  • El delantero, que firmó un hat trick, tumba al San Roque en el último suspiro y da el triunfo al filial en el estreno de Manel Ruano en el banquillo

Raúl, en el momento del segundo gol. Raúl, en el momento del segundo gol.

Raúl, en el momento del segundo gol. / RBB

El Betis Deportivo estuvo a punto de quedarse a medias en su primer partido del curso, que significaba también el estreno de Manel Ruano en el área técnica. Si venció al San Roque fue gracias a la astucia de Raúl, que llevó el balón al fondo de las mallas cuando el empate ya se daba como definitivo, en el minuto 96. El delantero catalán, que firmó un hat trick, evitó el empate en un partido que se había torcido para los verdiblancos por culpa de dos errores defensivos.

El equipo de Ruano, con novedades como Baena, Juan Moreno o el vizcaíno Xiker en su alineación de inicio, dejó encarrilado el partido en una buena primera mitad. Si bien no llegó a desbordar a los leperos, sí supo maniatarlo en su mitad de campo. El conjunto aurinegro casi no tuvo acercamientos de peligro. Y dos acciones de Raúl le hicieron llegar al descanso con una buena renta. El espigado ariete marcó primero tras un par de rebotes consecuentes a un disparo de Banea. Y poco después al cazar en el área un buen balón volcado por Roberto.

No parecía tener mucha historia el envite en su reanudación, pues al cumplirse la hora de juego, el Betis mantenía el 2-0 sin pasar apuros. Sin embargo, dos faltas de entendimiento en el plano defensivo propiciaron que el equipo de Lepe pudiese igualar el marcador. En el 63', una errónea anticipación de Julio Alonso dejó a Mauri con espacio para disparar. Y el punta aurinegro la puso donde el portero no podía llegar haciendo el 2-1. Baena pudo dar tranquilidad a los béticos tras un balón profundo que le sirvió Roberto, pero no atinó en el remate. Poco más tarde, Fernandito se incrustó en el área verdiblanca sin que Iván Navarro ni Rodri le tosiesen e hizo el 2-2, todo un jarro de agua fría.

Los locales, que vieron cómo todo lo que habían conseguido hasta entonces se iba por la borda, apechugaron en el tramo final. Lo intentaron Altamirano y Mizzian sin fortuna. Y ya cuando se agotaba la prolongación, Meléndez colgó el esférico al corazón del área y Raúl lo desvió con un leve giro del cuello para batir al portero David y dejar los puntos en Heliópolis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios