Real Betis

La empresa Real Betis SAD es la gran perdedora con la marcha de Serra Ferrer

  • El balear sabía distinguir entre los buenos futbolistas y los malos y ése era su gran valor para que el gran perdedor en esta película sea el club verdiblanco

López Catalán, Haro y Serra Ferrer, en un acto del Betis. López Catalán, Haro y Serra Ferrer, en un acto del Betis.

López Catalán, Haro y Serra Ferrer, en un acto del Betis. / RBB

Comentarios 4

Disociar el fútbol de una empresa debe ser tan complicado para un empresario como asociarlos para el común de los aficionados a este maravilloso deporte. Esta reflexión es la única que se me ocurre después de oír con atención las explicaciones del presidente del Betis, Ángel Haro, para tratar de argumentar la salida del vicepresidente encargado de la parcela deportiva, Lorenzo Serra Ferrer, de la entidad heliopolitana.

Trato, por todos los medios a mi alcance, de huir de cualquier pensamiento asociado con el sentimiento, con lo que no tiene nada que ver con los datos y con la frialdad de los números, y me resulta imposible entender cómo el empresario Ángel Haro no ha sido capaz de convencer al empleado Lorenzo Serra Ferrer para que cambiara de decisión y finalmente se quedara al mando, al mando, de la parcela deportiva en este Real Betis Balompié Sociedad Anónima Deportiva.

No soy ajeno, por supuesto que no, a la contaminación que viene de un lado y de otro para buscar argumentos en las cloacas del fútbol, en esos bajos fondos que ahora parecen descubrir algunos como si no tuvieran ninguna noticia al respecto con anterioridad, cuando son tan antiguos como el propio fútbol. Lo que sí me dictan los datos son las plusvalías generadas durante el periodo de Lorenzo Serra Ferrer al frente de la dirección deportiva del Betis, porque supongo que algo habrá tenido que ver el balear por mucho que no fuera él quien no llevara directamente las negociaciones…

No cuento a Dani Ceballos, faltaría más, pero algo sí habrá participado Lorenzo Serra Ferrer en el traspaso de Fabián, por ejemplo, o en clave de futuro si ahora salieran del club Lo Celso, Canales o Júnior por las cantidades que se están barajando. Que sí, que eso es una labor de todos, que también tiene algo de responsabilidad hasta el personal de limpieza de la entidad, pero qué trabajo me cuesta pensar en el ponderado empresario Ángel Haro permitiendo la salida de un ejecutivo que genera tantas plusvalías en una de sus sociedades que no tenga nada que ver con darle patadas a un baloncito.

El Real Betis Balompié no cotiza en bolsa, como si lo hacen clubes ingleses, italianos y portugueses, pero estoy completamente seguro de que hoy sus acciones se habrían desplomado tras conocerse la marcha de Lorenzo Serra Ferrer, un hombre con la gran virtud de distinguir quiénes son John Wayne y el quinto de caballería y quiénes son los sioux en este complicado mundo del fútbol. Es decir, sabe separar a los buenos futbolistas de los malos y ése era su gran valor para que quien pierda en esta película sea el Real Betis Balompié Sociedad Anónima Deportiva.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios