Real Betis

Rubí: "Nunca tuve dudas, aunque sabía que debía encontrar otras soluciones"

  • El técnico verdiblanco se muestra contento porque "el equipo está creciendo tanto a nivel individual como colectivo"

  • "Conseguir que una idea, con los matices que un entrenador nuevo trae, salga adelante a veces no pasa a la primera"

Rubí. Rubí.

Rubí. / José Luis Contreras

Lo ha pasado mal Rubi, pero parece desde hace unas jornadas que el equipo empieza a arrancar. Por ello en una larga entrevista con los medios oficiales se mostró satisfecho por el "crecimiento tanto individual como colectivo del equipo", pese a que "conseguir que una idea, con los matices que un entrenador nuevo trae, salga adelante a veces no sucede a la primera". "Contento" porque el Betis está "saliendo de una situación difícil", mantiene, sin embargo, los pues en el suelo.

Resultados

"Lo más importante siempre es ganar. Lo intentamos a través de una idea, que puede salir mejor o peor, pero en el corto plazo lo importante es sacar el partido en cuestión. Estamos contentos, porque el equipo está creciendo tanto a nivel individual como colectivo y, con los pies en el suelo, nos hace ser optimistas".

Esfuerzo

"No hicimos una pretemporada en la que viera que el grupo fuese dando pasos adelante importantes. Y no hablo de resultados. Fue una pretemporada atípica, casi de club súper grande con los viajes, jugadores que se incorporan más tarde... No fue una pretemporada fácil y dentro de esas adversidades tampoco veía que el equipo captase todo lo que uno pretende. Si se añade a eso que entras al inicio de liga con expulsiones tempranas ante el Valladolid y el Getafe..., pues la realidad es que ha costado muchísimo. Conseguir que una idea, con los matices que un entrenador nuevo trae, salga adelante a veces no sucede a la primera. Nos ha costado un tercio de liga, pero no ha sido por una circunstancia sino por un cúmulo de ellas".

Motivos

"Somos muy perfeccionistas y miramos todo al detalle y a lo mejor había que potenciar dos virtudes. Que hables al equipo que hay que defender fuerte un balón parado a un conjunto que lleva un tiempo acostumbrado a tocar el balón a lo mejor chocaba al principio, pero la idea era sumar más cosas, no restar lo que ya se tenía".

Punto de inflexión

"Tras el partido de Anoeta fue una semana de muchas horas con charlas colectivas e individuales en la que concluimos que así no podíamos seguir. Todos hicimos autocrítica y valoraciones para sumar y a partir de ahí nos dejamos de tonterías. Y eso que pese a las dudas con la idea en los partidos de casa el equipo siempre compitió y dio la cara. Esa semana fue la del cambio, pese a que en Granada no sacamos nada y eso acentuó más los malos resultados. Parecía que la bola se hacía más grande, pero dentro no era así, ya que el equipo se vio más ordenado y con una idea de juego más clara. Después contra el Celta sólo valía ganar y lo salvamos, dentro de que la primera media hora no fue mala. Después cada partido se vio más continuidad hasta el choque con el Valencia. La confirmación fue la primera parte contra el Mallorca. En el vestuario teníamos la convicción de que lo íbamos a sacar. Luego se complicó la segunda mitad, porque no estamos curados del todo. Hay que seguir trabajando y mejorando cosas".

Plantilla

"Antes algún partido bueno, como el Valladolid, y esperas porque parece que el equipo no estaba tan mal y luego resulta que no, que fue algo puntual. Los encuentros en los que jugábamos en inferioridad y que el equipo responde... La muestra de estar tan mal quizá no era tan grande, dentro de que había cosas que no nos gustaban. Pero día de la Real Sociedad ya fue el momento en que dijimos que hasta ahí llegó, que no podía ser un día sí y tres no. Los futbolistas dieron un paso adelante, porque tanto cuando las cosas van bien como cuando no los máximos responsables mayoritariamente son los jugadores. Los entrenadores dirigimos al equipo, lo orientamos, pero no hay técnicos malos en Primera y Segunda División. Sabemos más o menos lo que hacemos, podemos equivocarnos, pero por lo general estamos bastante preparados. Otra cosa es cómo se adapte un preparador a un club o a una plantilla. Puede encajar en un sitio y en otro no y ahí estaba la duda de si nosotros encajábamos porque el equipo no arrancaba".

Dudas

"Nunca he dudado de mí, aunque tenía claro que debía dar más y encontrar soluciones como fuera. Y si eso implicaba en vez de hacer tres reuniones hacer diez, pues diez para tener claro a dónde y cómo íbamos. Los entrenadores cuando más se les ve es cuando las cosas no van bien. Intentas no cometer errores anteriores, pero cuando un vestuario no pierde la confianza en el entrenador es ese entrenador el que más fácil encontrará soluciones para sacar algo adelante porque sabe cosas de dentro, lo que ha funcionado y lo que no... Hay cosas que no haré, aunque a veces no hay más remedio por situaciones concreta de ese momento".

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios