Betis-Celta | La previa

Vencer para recuperar el estilo

  • Tras tres derrotas seguidas en la Liga, el Betis necesita la victoria más allá del juego

  • Iago Aspas, la amenaza de un Celta muy irregular

Setién dialoga con la plantilla antes del entrenamiento de ayer. Setién dialoga con la plantilla antes del entrenamiento de ayer.

Setién dialoga con la plantilla antes del entrenamiento de ayer. / Víctor Rodríguez

Asegura Quique Setién casi en cada aparición pública que a él no le preocupa tanto la victoria como las sensaciones que transmita su Betis, dentro de esa visión a largo plazo que el cántabro le otorga a cada temporada. Pero en ocasiones, como ocurrirá en el encuentro de esta noche ante el Celta en el Benito Villamarín, el resultado adquiere una relevancia mayor que el propio juego que desarrollen los verdiblancos, ante la necesidad de conseguir una victoria tras tres derrotas seguidas en la Liga.

Nadie cuestiona a Setién, ni dentro ni fuera del club, aunque sí existan voces discrepantes sobre algunas decisiones del entrenador, algo lógico cuando se acumulan tropiezos como el de Getafe, en el que el Betis ofreció una paupérrima imagen sólo tres días después de elevarse al cielo de Milán. Sí se espera del técnico verdiblanco que agite a su equipo de alguna forma que le permita recuperar una mayor verticalidad en el juego, lo que seguro que será sinónimo de más ocasiones y goles. Apela una y otra vez Setién a la falta de lucidez en los metros finales como el problema a resolver por sus jugadores, pero, en ocasiones, al Betis ya se le han visto síntomas que invitan a pensar que se requieren más ajustes, tanto individuales como colectivos.

Alineaciones probables Alineaciones probables

Alineaciones probables / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Para el regreso a la Liga, Setién optará por un once que se parecerá más al que jugó ante el Milan o el Getafe que al que el jueves se estrenó en la Copa del Rey, aunque con la duda de si el técnico volverá a apostar por los dos delanteros. El regreso de Guardado y Joaquín, con el mexicano en mejor punto de forma según el propio entrenador, otorga un abanico más amplio de opciones a Setién para acompañar a Lo Celso, ese jugador clave que debe repetir actuaciones como la de Milán con una mayor regularidad para convertirse en ese necesario líder del equipo en fase ofensiva.

Quizá el juego del rival de esta noche, ese Celta de Antonio Mohamed que mantiene el atrevimiento de técnicos anteriores, le pueda ayudar al Betis más que lo que propusieron el Valladolid o el Leganés. Incluso el técnico argentino aseguró ayer que el duelo en Heliópolis será una buena oportunidad para comprobar la capacidad de presionar de sus jugadores ante un Betis que pretende salir con la pelota desde atrás. Como ya plantease el Athletic de Berizzo, el Celta tratará de ahogar al cuadro bético, aunque eso también generará espacios para correr siempre y cuando se supere esa primera línea de presión.

Roberto sonríe junto a Loren y Júnior. Roberto sonríe junto a Loren y Júnior.

Roberto sonríe junto a Loren y Júnior. / Víctor Rodríguez

Con Maxi Gómez todavía sin afinar su puesta a punto, Iago Aspas volverá a repetir como único punta. No necesita de muchos acompañantes el delantero gallego para generarse las ocasiones que ponen a prueba su excelente gatillo, ese mismo que salvó a su entrenador con un triplete la pasada jornada. El desequilibrio de Boufal, una sorpresa agradable del arranque liguero, y de Emre Mor, ese díscolo extremo al que Serra Ferrer quiso cazar en su primer verano, serán los asistentes de Aspas. Ausente Lobotka como faro de la medular, Mohamed colocará al turco Okay junto a Fran Beltrán, lo que otorgará más físico pero menos capacidad de posesión a los célticos.

En la jornada undécima aparecen las primeras urgencias para este Betis de Setién, planificado para elevar el listón con respecto a lo logrado el pasado año. No es tanto el peligro que corre el futuro de Quique Setién como la necesidad de sumar tres puntos, más allá del debate del estilo. Para recuperar la mejor versión heliopolitana se hace obligado volver a la senda del triunfo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios