Getafe-Betis

Dos 'abuelos' incombustibles

  • Jorge Molina y Joaquín llegan en un notable estado de forma pese a su condición de veteranos

Jorge Molina y Joaquín, en un duelo entre el Betis y el Málaga en 2011. Jorge Molina y Joaquín, en un duelo entre el Betis y el Málaga en 2011.

Jorge Molina y Joaquín, en un duelo entre el Betis y el Málaga en 2011. / José Manuel Vidal / Efe

No es usual ver a dos futbolistas que rocen la cuarentena enfrentarse en plenitud de rendimiento y con un nexo común ligado al Betis que unirá a ambos en el Coliseum Alfonso Pérez: Jorge Molina y Joaquín, dos de los abuelos de LaLiga, se verán las caras.

Joaquín (Betis), con 38 años, y Jorge Molina (Getafe), con 37 y a poco más de dos meses de cumplir los mismos que el jugador andaluz, son dos viejos rockeros que se niegan a colgar las botas y que demuestran cada fin de semana a los jóvenes que aprietan por detrás que la misión de quitarles el puesto es muy complicada.

Hace ya tres años y medio que Jorge Molina abandonó el Betis para emprender una nueva aventura en el Getafe, que llamó al delantero alcoyano para aprovechar su experiencia en la complicada tarea de ascender a Primera División. Después de seis temporadas en el Betis en las que acumuló 77 goles en 213 partidos oficiales, se despidió el año en el que Joaquín regresó al equipo de sus amores.

Los dos sólo coincidieron en el cuadro verdiblanco en la temporada 2015-16, un dato curioso para un par de jugadores que acumulan entre ambos 17 campañas en el conjunto andaluz. Y es que, los años de Jorge Molina en el Betis, Joaquín los vivió en el exilio del Valencia, del Málaga y de la Fiorentina.

Durante el curso en el que la afición bética disfrutó de los dos jugadores, el Betis firmó una temporada gris después de acabar en la décima posición a siete puntos de los puestos europeos. Aquel año, tanto Joaquín como Jorge Molina no firmaron su mejor campaña. Los dos marcaron sólo un gol y sus caminos se separaron por la llamada del Getafe.

Desde entonces, ambos han engrandecido su leyenda. En el Getafe, Jorge Molina, ahora capitán, se ha convertido en un referente del club. Es un futbolista modélico que se cuida hasta el extremo y es un espejo en el que todos los jugadores jóvenes se miran.

Además, su rendimiento sobre el césped es de altos quilates. La temporada pasada alcanzó los 16 goles en partidos oficiales. El año de Segunda División llegó a los 22. En el presente curso suma cinco, ha bajado un poco sus cifras anotadoras, pero jugadas como la de la pasada jornada en Leganés en la que asistió a Jaime Mata, justifican su titularidad.

Mientras, Joaquín es un ídolo en el estadio Benito Villamarín. Su parroquia adora a un hombre con un historial increíble en el club y que, con 38 años, está a un solo tanto de igualar su mejor registro goleador en partidos oficiales que alcanzó en la temporada 2002-2003. Entonces, llegó a las diez dianas. Ahora, suma nueve.

Podrá conseguir otra en el Coliseum Alfonso Pérez, escenario de un duelo que ya se ha repetido en siete ocasiones. Con Jorge Molina en el Betis y Joaquín en el Málaga, disputaron tres encuentros. Con Jorge Molina en el Getafe y Joaquín en el Betis, otros cuatro.

El saldo es de igualdad absoluta: dos victorias para cada uno, tres empates y un gol en cada bando. El choque de este domingo podría desnivelar la balanza. Si no hay sorpresas, ambos serán titulares y uno de los mayores atractivos de un duelo en el que dos de los abuelos de LaLiga demostrarán que son incombustibles en la orilla de los 40 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios