copa del rey | betis - cádiz

El día de reiniciar

  • La Copa del Rey regresa para un Betis en mala dinámica que pretende recuperar sensaciones

  • El 1-2 en Cádiz otorga confianza para esta cita

  • Los canteranos Redru y Aitor Ruibal, novedades 

Entrenamiento del Betis Entrenamiento del Betis

Entrenamiento del Betis / José Ángel García

Si hace prácticamente un mes el Betis afrontaba el duelo de ida de la Copa del Rey ante el Cádiz en plena efervescencia, tras un inicio con buen juego y resultados, ahora los verdiblancos afrontan la cita copera en Heliópolis con el deseo de recuperar sensaciones. La Copa como punto de inflexión tanto para el equipo como para el propio Quique Setién, quien este miércoles lanzó un discurso de autodefensa ante todo lo que se viene comentando alrededor de su figura tras los últimos resultados.

Ese runrún que se ha instalado sobre el técnico no sólo procede del exterior, sino que el debate encuentra defensores y críticos también dentro del propio club. Así se entiende ese mensaje enviado por Setién antes de la cita copera y con Las Palmas en el horizonte. "Lo tenía previsto para cuando estuviéramos peor", reconoció el técnico, al que le afecta directamente esa zozobra en torno a su equipo.

El 1-2 de la ida en el Ramón de Carranza debe servir para reforzar la confianza de los jugadores verdiblancos que salten hoy al Villamarín. Asegura Setién que mantendrá la fidelidad a la esencia de su idea futbolística, con ese intento de salir con la pelota desde atrás, una circunstancia que obligará a tener personalidad en los jugadores que partan de inicio ante el previsible enfado de la grada.

Entre lesionados y tocados, el entrenador cántabro apenas cuenta con lo justo para realizar la convocatoria, en la que entrarán los disponibles, aunque algunos de los titulares se quedarán en el banquillo. A la espera del último entrenamiento de hoy, Setién colocará un once inédito, con jugadores que vienen disputando menos minutos -Dani Giménez, Rafa Navarro, Narváez, Tello, Boudebouz...-, a los que se añadirá algún canterano como Redru, además del regreso de Mandi, que no participó ante el Girona al cumplir un encuentro de sanción.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Si el Betis rotará su once, otro tanto ocurrirá en un Cádiz que ha virado radicalmente su dinámica. Cuatro triunfos consecutivos han devuelto a los de Álvaro Cervera a la zona alta de Segunda, por lo que el técnico reservará a sus mejores jugadores -los extremos Álvaro García y Salvi Sánchez- para el compromiso liguero del fin de semana. Eso sí, el conjunto cadista acudirá a Heliópolis sin complejos y sabiendo que si se adelanta en el marcador podría generar una situación de inquietud en este Betis que no atraviesa su mejor momento.

Setién se toma el duelo muy en serio. Necesita el cuadro verdiblanco enganchar un buen resultado que le permita acudir a Las Palmas con cierto optimismo. El técnico, aunque su puesto no corre todavía peligro, se siente más cuestionado de lo debido si se atiende a su ubicación como octavo clasificado. Las urgencias de este Betis que acumula temporadas de mediocridad ya han empezado a afectar al cántabro, que sabe que no hay mejor forma de cambiar los comentarios que ganar y ganar.

Los verdiblancos necesitan mejorar su consistencia defensiva, el punto débil de los últimos partidos, y el duelo de esta noche será una primera prueba ante lo que se avecina el domingo. El pase en la Copa es obligado tras el resultado de la ida, pero tan importante como evitar un susto será el de ofrecer una imagen que devuelva la confianza perdida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios