Salud y Bienestar

Bajar la guardia frente al asma o la alergia en verano puede aumentar las crisis en otoño

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) recomienda, una vez concluido el verano, ponerse al día con las alergias. En verano se relajan los hábitos de salud fundamentalmente porque algunas manifestaciones de la patología mejoran, como la rinitis o la dermatitis atópica en pacientes que han viajado a la costa.

En otoño se incrementan las crisis de asma. Los alérgenos como los hongos y los ácaros proliferan en esta época debido a las temperaturas suaves y la alta humedad. La vuelta al colegio o al trabajo propicia las reagudizaciones al aumentar las infecciones respiratorias víricas. Tras la suspensión en muchos casos del tratamiento farmacológico de mantenimiento en verano es aconsejable volver a retormarlo en esta época, incluso antes del cambio de temperatura. Eso sí, siempre consultándolo antes con el alergólogo.

El Comité de Alergia Infantil de la SEAIC dispone de un protocolo para facilitar el tratamiento de las crisis asmáticas de los niños en los centros educativos, descargable en su web. El objetivo es colaborar con los profesores en el control integral de los niños con asma primavera de este año sorprendió con un índice de polen de gramíneas superior a lo previsto y muchas personas tuvieron asma o experimentaron síntomas de rinitis y conjuntivitis más intensos. Aunque durante el verano la alergia al polen haya remitido, es recomendable visitar al alergólogo en estos próximos meses para realizar un diagnóstico correcto y establecer las estrategias de tratamiento de cara a la primavera de 2017.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios