Internet

Iniciativa para luchar contra los medicamentos falsificados

  • Una web intenta acercar información sobre los riesgos de adquirir fármacos en canales ilegales.

Con el fin de dar respuesta a todas estas preguntas y poner de relieve los riesgos que supone la adquisición de medicamentos falsificados, todo un peligro para la salud pública pues pueden, en el mejor de los casos, no hacer nada, y en el peor, llegar a ser muy perjudiciales para la salud, se ha puesto en marcha la página web www.noseascobaya.com, desarrollada por la compañía biomédica Pfizer y que cuenta con el aval científico de la Asociación Española de Andrología (ASESA). "La mejor manera de garantizar que estamos tomando un medicamento auténtico es que sea recetado por un médico y se adquiera en la farmacia", responde la doctora Ana Puigvert, ex presidenta de la ASESA y presidenta de ANDRO, a la pregunta de cómo se pueden distinguir las falsificaciones.

Así, por ejemplo, entre los ingredientes encontrados en algunos supuestos medicamentos para la disfunción eréctil (DE) se ha encontrado pintura, tinta de impresora (empleada para dar a las pastillas su característico color azul), anfetaminas, cafeína o polvo de talco. Por eso, el único modo de poder confiar en quien suministra el medicamento y en el medicamento mismo es obtenerlos con receta médica.

"Todo fármaco, desde que se crea su molécula, pasa por centenares de estudios y pruebas (tardan más de 15 años en algunas ocasiones) hasta que están a disposición de los pacientes en las farmacias o centros hospitalarios. Por lo tanto, se desconoce el mecanismo de acción de cualquier sustancia adquirida fuera de los circuitos legales; su vía metabólica o cuánto tiempo queda en el organismo, etc, es un perfecto desconocido, por lo tanto, peligroso", asegura la doctora Puigvert.

La mayoría de personas que compran medicamentos de prescripción sin receta médica a través de internet lo hacen por ahorrar tiempo y dinero o porque les da vergüenza contar a su médico el problema que tienen, especialmente en los casos de DE. Sin embargo, en España está prohibida su venta por internet.

Los medicamentos de prescripción solo se pueden comprar en la farmacia con su receta correspondiente. Precisamente los medicamentos que tratan la DE están entre los que más se falsifican, lo que, como señala Puigvert, se debería a que"es una de las patologías con mayor incidencia en la población masculina, por lo que la demanda de estos medicamentos es muy elevada".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios