Granada

El SAS refuerza la atención a los mayores por las altas temperaturas

  • Salud activa por segunda vez el nivel amarillo de alerta sanitaria por calor, al estar previsto que hoy se superen los 40 grados

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) intensificará durante este fin de semana la asistencia a los cientos de granadinos que presentan un especial riesgo de sufrir complicaciones en su salud ante el aumento previsto de las temperaturas.

Hoy precisamente, los termómetros alcanzarán los 41 grados de máxima durante el día y los 24 grados de mínima durante la noche, el umbral a partir del cual comienzan los problemas para conciliar el sueño con normalidad.

Ante estas previsiones meteorológicas, hoy sábado se mantendrá el nivel amarillo de la alerta sanitaria que marca el Plan de Prevención de Altas Temperaturas.

La Consejería de Salud pone en marcha este dispositivo preventivo cada verano, hasta finales de septiembre, para evitar problemas graves en la población más vulnerable: personas mayores de 65 años, algunas de las cuales viven solas en domicilios que no están adaptados para afrontar el calor, enfermos que sufren varias patologías y que están sometidos a una medicación de riesgo; y niños menores de cuatro años con problemas de salud.

Ésta es la segunda vez que se activa la alerta sanitaria por el calor. Cuando se hace, al superarse el umbral de 40 grados durante el día y los 25 grados durante las noches, el SAS intensifica los consejos sanitarios, además de mantener el control y seguimiento de estas personas consideradas como población de riesgo.

Deshidratación e hipotensión (tensión baja) son los problemas más habituales que suelen acarrear las altas temperaturas. El golpe de calor es una de las patologías que reviste mayor gravedad y se produce cuando el organismo no puede controlar ni regular la temperatura, que aumenta muy deprisa.

Los síntomas son piel caliente, roja y seca, náuseas, obnubilación, somnolencia y/o agresividad, pérdida de conciencia y convulsiones.

Un equipo integrado por enfermeras gestoras de casos en cada provincia está dedicado a atender a la población más vulnerable por el calor cada vez que se activa la alerta. Las enfermeras gestoras de casos trabajan de enlace entre los enfermos y los distintos dispositivos sanitarios y sociales dispuestos por la Administración.

Además de esta atención, las personas con una salud frágil reciben teleasistencia a través del servicio de Salud Responde, que también intensifica su actividad durante el verano, así como la atención domiciliaria de los enfermeros de familia y cuidadores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios