Manuel Pérez. presidente del colegio de farmacéuticos de sevilla

"Seguimos siendo el primer lugar al que la gente acude cuando tiene un problema"

  • Lleva 18 años representado a los profesionales de la oficina de farmacia, un sector que afronta cambios importantes y que es una pieza clave en el diseño de los sistemas de salud

-Se habla desde hace tiempo de el diseño de un nuevo modelo de farmacia con un perfil más asistencial. ¿Hacia dónde va la búsqueda de ese modelo?

-Hemos analizado el futuro desde el punto de vista demográfico y van a hacer falta manos y centros para poder atender a la población. Será una población envejecida que querrá permanecer en su entorno. El farmacéutico tendrá que estar preparado para atender esas necesidades que el paciente pueda tener. Hemos avanzado mucho en detectar esas necesidades a cubrir. Si el paciente lo necesita, no vamos a renunciar a nada.

"La labor en temas de prevención que se hace desde la farmacia ayuda a que el sistema sea más sostenible"

-¿Son tiempos de reafirmar la esencia de la farmacia como establecimiento privado de utilidad pública?

-Así es. Queda mucho por hacer en prevención en patologías prevalentes como la cardiovascular o la diabetes. Los farmacéuticos seguimos siendo el primer punto al que la mayoría de la gente acude a buscar consejo profesional. En diagnóstico precoz, podemos aportar mucho en problemas muy prevalentes como la hipertensión, la diabetes o la osteoporosis; que en el futuro se convertirán en accidentes cerebrovasculares, infartos, fracturas, etc. Esa labor de prevención ayuda también a hacer más sostenibles el sistema sanitario.

-¿Se ha sorteado ya esa barrera conceptual que impide que la farmacia sea un elemento más formal en la organización de procesos en el sistema sanitario?

-El futuro es ambicioso y va a plantear muchos retos que habrá que organizar. Serán muchas las labores a cubrir y ahí el farmacéutico tiene que estar. No te digo que vaya a sustituir a nadie y tampoco nadie sustituirá al farmacéutico.

"Vamos a establecer un sistema único para blindar la seguridad a nivel europeo frente a las falsificaciones"

-El Colegio de Sevilla fue pionero hace años en el desarrollo de la receta electrónica del SAS y ha sido el primer colegio en España en desarrollar un sistema para la receta privada. ¿Cómo ha sido ese liderazgo?

-De entrada, gran parte del mérito se debe a contar con personas en la Junta de Gobierno con un altísimo conocimiento del tema tecnológico, como el vicepresidente Manolo Ojeda, y pertenecemos a la comisión de Nuevas Tecnologías del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos. Los proyectos surgen cuando se detecta un problema que hay que solucionar y hay voluntad de abordarlo. Respecto a la receta privada, con la receta en papel veíamos que existía riesgo de falsificación. Aprovechando que la existencia del DNI electrónico, y nuestra experiencia en la receta del sistema público, tratamos de montar con el Colegio de Médicos un proyecto piloto para sacar adelante la herramienta. Ahora estamos dándolo a conocer al consejo general para poder consolidarlo. Otro ejemplo, ahora que se ha hablado de desabastecimiento y de la labor del Centro de Información sobre Suministro de Medicamentos (Cismed). Nosotros desarrollamos esto con el nombre de Cuarto almacén: aprovechando la bidireccionalidad de los pedidos que hacen los farmacéuticos y las cooperativas de distribución, desde la oficina de farmacia se informa a los colegios de los medicamentos que no va a recibir. Aunque el colegio tampoco puede proporcionárselos, queda registrado que ha hecho falta en determinado momento.

-¿Cómo se gestionó la reciente retirada de un lote de un medicamento por error de fabricación?

-Cuando surgió el problema del Valsartán los farmacéuticos ya lo habíamos resuelto. Afortunadamente, gracias al sistema de notificación actual, en cuanto surge la duda lo primero que dijimos es que se retiraran los lotes identificados de inmediato y que pidieran lotes nuevos para que no hubiera un problema de desabastecimiento. Acordamos rápidamente que, cuando llegara un paciente con un tratamiento del lote afectado, pudiéramos cambiarlo inmediatamente. No hubo ningún problema. El sistema está preparado para actuar perfectamente. Por otro lado, se implementarán nuevas medidas a nivel europeo. Participamos en el Sistema Español de Verificación de Medicamentos (Sevem) que incorporará un código QR. El objetivo es que, una vez que ese medicamento se dispensa, queda registrado y no se puede volver a dispensar otro envase con el mismo código QR. Se establecerá así un sistema de identificación unitaria de envase para evitar manipulaciones, adulteraciones o medicamentos falsificados.

-El colegio está detrás de varios eventos importantes para los próximos años.

-El próximo mes de Febrero celebraremos el Congreso Internacional de Medicamentos Huérfanos y Enfermedades Raras para seguir debatiendo sobre temas como el desarrollo de medicamentos o la inequidad en cuestión de acceso. Además en 2020 Sevilla acogerá el Congreso Nacional Farmacéutico y el Congreso Mundial de Farmacia y Ciencias Farmacéuticas al que asistirán más de 3.000 profesionales de todo el mundo. El encuentro estará especialmente orientado al impacto de las innovaciones tecnológicas en la farmacia y la asistencia sanitaria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios