perspectiva global

Sexualidad, fertilidad y violencia de género, prioridades en materia sanitaria

Alex Ezeh. copreside la Comisión. Alex Ezeh. copreside la Comisión.

Alex Ezeh. copreside la Comisión. / m. g.

Los países de todo el mundo deben adoptar una definición más amplia de salud y derechos tanto sexuales como reproductivos que vaya más allá de la prevención de enfermedades y la anticoncepción, englobando educación sexual, servicios de fertilidad y asesoramiento para violencia de género.

Así concluye la nueva Comisión de la revista Lancet sobre Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos, dirigida por el Instituto Guttmacher (Nueva York), que durante dos años ha elaborado un paquete esencial de intervenciones para una nueva agenda de salud global. La Comisión Guttmacher-Lancet está compuesta por 16 expertos de África, Asia, Europa, Medio Oriente, América del Norte y América Latina. El derecho a controlar el propio cuerpo, definir la propia sexualidad, elegir a la pareja y recibir servicios de calidad son elementos fundamentales de su informe, hecho público el jueves en Johannesburgo, Sudáfrica. "Las brechas en la salud y los derechos sexuales y reproductivos en todo el mundo afectan enormemente a las comunidades y las economías. No debemos seguir tolerando este problema", señala Alex Ezeh, copresidente de la Comisión y del Centro de Investigación de la Población y Salud de África. "Es hora de eliminar estas inequidades con un enfoque integral que no pase por alto componentes críticos como el acceso al aborto legal y seguro, la prevención del cáncer reproductivo o la infertilidad", añade Ezeh.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios