Día mundial de la diabetes Pacientes con diabetes reclaman más formación y personal de Enfermería

  • Profesionales, afectados y familiares dedican el Día Mundial de la Diabetes a la enfermería, clave en el manejo adecuado de la patología y la formación del paciente

Imagen de archivo de una enfermera atendiendo a una paciente. Imagen de archivo de una enfermera atendiendo a una paciente.

Imagen de archivo de una enfermera atendiendo a una paciente. / Rafa González

Se supone que 2020 debía ser el Año de la Enfermería, fecha en la que se cumple el bicentenario del nacimiento de Florence Nightingale, enfermera, matemática y estadística considerada precursora de la enfermería profesional. Así estaba instaurado por la OMS y así lo iban a celebrar las organizaciones profesionales de este gremio. Está siendo el año de la enfermería, sí, pero por otros motivos. La epidemia ha puesto de manifiesto la fragilidad de una sociedad cuya primera reacción al verse confinados fue salir al balcón a dar reconocimiento público a quienes se la jugaban día a día en los hospitales.

Alineados con ese reconocimiento de 2020, la Sociedad Española de Diabetes y su Fundación (FSED), así como la Federación Española de Diabetes, han querido aprovechar el Día Mundial de la Diabetes, 14 de noviembre, para dar voz tanto a los profesionales sanitarios vinculados con el manejo de esta enfermedad como a las personas que la padecen. Los representantes de estas organizaciones coinciden en exigir más recursos, formación y personal de Enfermería para hacer frente a las crecientes necesidades que impone esta enfermedad y antes los nuevos desafíos que plantea en el actual contexto de pandemia mundial de coronavirus.

Así, este día dedicado a la diabetes ha elegido este año el lema ‘El personal de Enfermería y la Diabetes’, con el objetivo de concienciar sobre el papel crucial que desempeña este colectivo en el apoyo a las personas que viven con diabetes. Según explica el doctor Antonio Pérez Pérez, presidente de la SED, “es especialmente importante insistir en la incorporación de la figura de la enfermera experta en diabetes como profesional fundamental en la atención de las personas con esta enfermedad; además, se confirma que la dotación de enfermeras con formación adecuada para ayudar a las personas con diabetes es claramente deficitaria”.

Para la doctora Sonia Gaztambide, presidenta de la Fundación de la SED, “es imprescindible dotar de recursos humanos, especialmente de enfermeras educadoras, para abordar la atención a las personas con diabetes de forma adecuada y garantizar la calidad de la asistencia”. En este sentido, Pérez Pérez resalta que, “dentro del sistema sanitario, el colectivo de enfermería son los profesionales mejor preparados para transmitir conocimientos, habilidades y motivación necesarias”; por eso, reclama que “los responsables políticos y las organizaciones de enfermería deben poner los medios para mejorar la formación y dotación de las enfermeras como elemento clave en la atención de las personas con diabetes”.

Sonia Gaztambide, presidenta de la Fundación de la SED cree que “es prácticamente imposible que una persona con diabetes pueda asumir el manejo de su enfermedad sin contar con la ayuda de un profesional que le informe, enseñe y dirija por el camino del buen control de la enfermedad, que permita una mayor esperanza y calidad de vida; y esta figura es la enfermera educadora en diabetes”. Sin embargo, a pesar de su importancia, “su papel no está suficientemente valorado a nivel oficial”, reconoce la presidenta de la FSED, quien reclama “una formación de más calidad para estas profesionales y que no se improvise”; y es que, asegura, “debería ser imprescindible un perfil específico de educador en diabetes, con diversos niveles de capacitación, para acceder a estos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios