Consumo de leche

El calcio es el rey

  • El tejido óseo se renueva de manera permanente a lo largo de la vida · Es necesario un aporte constante, adecuado y sostenido a través de la alimentación.

La recomendación general de consumo de leche para toda la población se estima en función de la cantidad de calcio que el organismo necesita, y esta cifra está establecida en 800 miligranos diarios para toda la población. Sin embargo, estas necesidades pueden variar en función de las diferentes etapas de la vida, llegando incluso a ser más altas en momentos como el embarazo, la lactancia o la menopausia de la mujer.

Según explica Elena Garea Herranz, responsable de Nutrición y Salud del Grupo Leche Pascual, el calcio es un mineral que se absorbe en el organismo por las cantidades que aportan los alimentos de la dieta, pero también por otros factores que lo facilitan. Así por ejemplo, influye la cantidad de Vitamina D que lo acompaña y la exposición al sol, siempre durante periodos cortos de tiempo y en horas que no supongan un riesgo para nuestra piel. "Suponiendo que las dosis de Vitamina D y la exposición al sol sean las adecuadas, la cantidad de calcio necesaria para un niño en edad de crecimiento es variable en función de su edad. Las cantidades de calcio más elevadas se refieren al grupo de edad comprendido entre los 10 y los 19 años, ya que se corresponde con el periodo del estirón adolescente", explica. La recomendación de ingesta diaria de calcio para estas edades oscila entre 1000 y 1300 miligramos. El equivalente en raciones de lácteos diarios es de cuatro a cinco.

La importancia de este mineral deriva de la propia constitución de los huesos. Están constituidos por una parte de tejido duro responsable de su consistencia. "Este tejido tiene una proporción muy elevada de minerales, siendo el mayoritario el calcio. El tejido óseo es dinámico, es decir, está renovándose de manera permanente a lo largo de nuestra vida y por este motivo es necesario un aporte constante, adecuado y sostenido de calcio a través de los alimentos", afirma Elena Garea.

Son la leche y sus derivados la principal fuente de calcio en la dieta diaria, por lo tanto su valor en este sentido es muy elevado. Para Garea, "además de la aportación en cantidades hay que destacar su biodisponibilidad, es decir, el aprovechamiento que nuestro organismo hace de este mineral. La leche es un alimento muy completo que cuenta con diversos nutrientes en su composición que favorecen la absorción de este mineral".

Desgraciadamente el consumo de leche está disminuyendo en la población y desde la industria se desarrollan alternativas que ayuden a mantener unos niveles adecuados de calcio pensando en la salud del consumidor. "Es el caso, por ejemplo, de la leche Pascual Calcio, que aporta 400 miligramos más por litro que la leche clásica y está enriquecida con vitamina D para facilitar su absorción", indica la experta.

Tags

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios