investigación

La colaboración es clave en la I+D de medicamentos innovadores

  • Los proyectos público-privados son esenciales para afrontar los retos del sector biomédico

Juan Antonio Tebar (CDTI), Jordi Martí (Asebio) y Javier Urzay (Farmaindustria). Juan Antonio Tebar (CDTI), Jordi Martí (Asebio) y Javier Urzay (Farmaindustria).

Juan Antonio Tebar (CDTI), Jordi Martí (Asebio) y Javier Urzay (Farmaindustria). / m. g.

La colaboración público-privada será una condición necesaria para poder afrontar a nivel europeo los desafíos que plantea la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos. España se sitúa como el sexto país de la Unión Europea con mayores retornos derivados de la Iniciativa Europea de Medicamentos Innovadores (IMI), que en sus diez años de existencia ha hecho posibles inversiones por más de 5.300 millones de euros e impulsado 107 proyectos público-privados para el fomento de la I+D de fármacos innovadores en Europa.

Para conmemorar el décimo aniversario de IMI, financiada al 50% entre la Comisión Europea y la Federación Europea de la Industria Farmacéutica, la patronal de la industria farmacéutica española, Farmaindustria, el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial, el Instituto de Salud Carlos III y la Asociación Española de Biotecnología han organizado una jornada en la que se han abordado los nuevos horizontes del sector.

Madrid, Cataluña y Andalucía son las comunidades que más retorno reciben del IMI

Según ha expuesto la representante española de IMI, Marta Gómez Quintanilla, España ha contabilizado un 5,9% del total en la Unión Europea, con subvenciones por valor de 88 millones de euros. De esta forma, se sitúa solo por detrás de Reino Unido (28,6%), Francia (14,7%), Holanda (13,8%), Alemania (12,7%) y Suecia (5,9%). Por comunidades autónomas, el 48% de la financiación en España se recoge en Cataluña, el 20% en Madrid, el 18% en Andalucía y el 10% en Castilla y León.

"Hoy la inmensa mayoría de los proyectos de I+D biomédica necesita de la colaboración de profesionales sanitarios, hospitales y centros de investigación públicos y privados, reguladores, organizaciones de pacientes y compañías farmacéuticas y biotecnológicas. Se trata de una nueva forma de trabajo que comenzó tímidamente hace diez años y que hoy ya no tiene vuelta atrás", indicó en la inauguración de la jornada Javier Urzay, subdirector general de Farmaindustria.

Según puso de manifiesto Urzay, "hoy la inmensa mayoría de los proyectos de I+D biomédica necesita de la colaboración de profesionales sanitarios, hospitales y centros de investigación públicos y privados, reguladores, organizaciones de pacientes y compañías farmacéuticas y biotecnológicas. Se trata de una nueva forma de trabajo que comenzó tímidamente hace diez años y que hoy ya no tiene vuelta atrás".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios