equidad

La crisis económica de 2008 no agravó las desigualdades sanitarias en Europa

En los últimos años, reducir desigualdades sanitarias que dependen del nivel socioeconómico de la población es un reto para los responsables políticos de muchos países europeos. Según informa la plataforma SINC, un equipo internacional de investigadores ha analizado la evolución de estos desequilibrios en Europa antes y después de la crisis financiera de 2008.

El estudio, publicado en PNAS, revela que, al contrario que en Estados Unidos, en Europa la disminución del ingreso nacional y el aumento del desempleo han tenido poca repercusión en las desigualdades sanitarias, independientemente del nivel educativo de su población.

La crisis de 2008 condujo a una recesión económica con aumento del desempleo y la austeridad fiscal en la mayoría de los países europeos, especialmente en los que tuvieron que ser rescatados por la comunidad internacional, como Grecia, Chipre e Irlanda.

Las recesiones anteriores han tenido efectos limitados sobre la salud de la población, con aumentos en muertes por suicidio y relacionadas con el consumo de alcohol, así como disminuciones en las ocasionadas por accidentes de tráfico.

Los datos disponibles desde la crisis de 2008 revelan que, mientras que la mortalidad ha seguido disminuyendo, las tasas de suicidio han aumentado, al igual que otros problemas de salud en algunos de los países más afectados. Es importante evaluar si esta recesión tuvo efectos negativos en la población en función del grupo socioeconómico y si sus consecuencias recayeron o no sobre los más desfavorecidos.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios