cuidado de la piel

Los farmacéuticos vigilarán los efectos adversos de los cosméticos

  • Una iniciativa pretende mejorar la formación de los profesionales y vigilar los productos

¿Qué hacer cuando un cosmético produce una reacción alérgica o cualquier otro efecto indeseado? El sentido común indica que la primera medida es dejar de usarlo, pero si además ha comprado usted el producto en una farmacia podrá beneficiarse de una iniciativa para mejorar la formación de los ciudadanos ante la mala reacción de un cosmético. El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a través de su Vocalía Nacional de Dermofarmacia, ha iniciado una nueva campaña para aumentar la formación de los farmacéuticos sobre los efectos de los cosméticos y las actividades establecidas en el ámbito de la cosmetovigilancia y, a su vez, concienciar a la población para que comunique al farmacéutico los problemas que le puedan surgir con el uso de cosméticos.

El reglamento de la Comunidad Europea sobre los productos cosméticos estableció las bases para una gestión uniforme de los efectos graves no deseados atribuibles a la utilización de productos cosméticos. En él se establece que debe hacerse una notificación inmediata de los efectos secundarios a las autoridades competentes del Estado, que en el caso de España es la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Este reglamento define un efecto no deseado como "una reacción adversa para la salud humana atribuible a la utilización normal o razonablemente previsible de un producto cosmético". Como una reacción grave se considera a "un efecto no deseado que produce una incapacidad funcional temporal o permanente, una discapacidad, una hospitalización, anomalías congénitas, riesgo inmediato para la vida o la muerte".

Pese a que está todo descrito perfectamente en los reglamentos, las denuncias son pocas. La cosmetovigilancia, un conjunto de acciones diseñadas para estudiar, identificar y valorar los efectos adversos causados por productos cosméticos después de su puesta en el mercado, independientemente de su canal de distribución. La cosmetovigilancia tiene como objetivo garantizar la notificación coherente de los efectos no deseados por la persona responsable o el distribuidor, así como el seguimiento de dichas notificaciones por las autoridades competentes, las personas responsables o los distribuidores.

Es el farmacéutico quien suele detectar las primeras reacciones adversas de un cosmético y quien, además, debe colaborar de forma activa en canalizar que esa queja sea útil para detener la circulación y el análisis del cosmético en cuestión. Cualquier sustancia que se utiliza sobre las partes superficiales del cuerpo humano (capa externa de la piel, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) o incluso en los dientes y las mucosas bucales, con el objetivo de limpiarlos, perfumarlos, cambiar su aspecto, protegerlos o mantenerlos en buen estado suele entrar en la definición de cosmético. En esta categoría se incluyen maquillaje, colonias, depilatorios, productos para baño y ducha, dentífricos, productos para el afeitado, desodorantes y antitranspirantes y champús.

Las reacciones más frecuentes de los cosméticos suelen ser leves y transitorias, como irritaciones, ardor, enrojecimiento o picor. Los efectos graves que se detectan con mayor frecuencia son las dermatitis de contacto irritativa, las dermatitis alérgica de contacto, el acné cosmético y la urticaria. De todos ellos las que suelen provocar un mayor número de reacciones o alergias son las fragancias y los conservantes, aunque cualquier producto cosmético puede producir intolerancia.

Desde los Colegios de Farmacéuticos advierten que los cosméticos naturales no tienen por qué ser más seguros y que es muy importante leer las etiquetas de todos los cosméticos. Algunas patologías como la insuficiencia renal o la diabetes o algunos tratamientos médicos pueden hacer más vulnerables a las personas a determinadas sustancias. En caso de una reacción alérgica toda la información es buena.

Tags

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios