Testimonios

“La mejor arma contra una pandemia es una sanidad pública universal y gratuita”

  • La voz de los protagonistas de la crisis sanitaria: Rafael Castillo Reina, médico de atención primaria en centro de salud Polígono Sur

Rafael Castillo Reina. Rafael Castillo Reina.

Rafael Castillo Reina.

Rafael Castillo Reina comenzó a tener fiebre el día 3 de marzo. Él vivió el comienzo de la pandemia en los prolegómenos, "cuando había desconcierto y no se sabía qué iba a ocurrir". Eso sí, recuerda, "si llegaban pacientes que tenían fiebre o venían de China e Italia, nos poníamos los EPIs y les atendíamos". En aquel momento, "ya se estaba comenzando a hablar de afectados de coronavirus en Valencia, norte de España y el caso en Sevilla de una persona que había estado en un congreso en Málaga". Sin embargo, lamenta, "todavía no contábamos con protocolo ni flujo diferenciado de pacientes, como se hizo con posterioridad, donde las personas con sintomatología sospechosa pasaban a una consulta para ellos atendidos también por un equipo diferenciado al de resto de pacientes".

Castillo dio positivo en coronavirus el día 13 de marzo tras una neumonía previa que le hacía respirar con dificultad. Su vuelta a la "normalidad" fue el 12 de mayo, cuando se incorporó de nuevo a su trabajo de atención primaria en el centro de salud Polígono Sur.

Actualmente, explica, "hacemos consultas telefónicas para evitar la acumulación de pacientes en las salas de espera y con flujo diferenciado", insiste. De hecho, “hay un grupo que va rotando de medicina y enfermería con sus equipos de protección y, ahora, además, podemos mandar las pruebas PCR, evitando así colapsar los hospitales”. A este respecto, enfatiza, con respecto al material, “como cada vez existen menos casos de enfermos, hay menos necesidad de recambio EPIs y, los que tenemos, duran más. Pero se debe seguir reutilizando los que se puedan y optimizar su uso todo lo posible. Continúan llegando a cuenta gotas”.Con la vista puesta en el futuro, esa capacidad que hemos demostrado tener para adaptarnos a la incertidumbre, reconoce, la tenemos ganada, "pero no sé si la estructura del sistema sanitario sustentará un posible rebrote".

Castillo demanda menos precariedad laboral y continuidad en los contratos para su gremio con el fin de poder trabajar con estabilidad. Por el momento está muy contento de haberse recuperado y alaba los gestos de solidaridad que la sociedad española está teniendo hacia su profesión y sus conciudadanos. Pero lo más importante, concluye, es que valoremos lo que tenemos pues "la mejor arma para luchar contra una pandemia es una sanidad pública fuerte, universal y gratuita".

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »