salud pública

La recomendación sobre la vacuna de la gripe se amplía a nuevos colectivos

  • Entre ellos destacan los pacientes celíacos, hemofílicos, quienes reciben transfusiones o hemoderivados, los que tienen fístula de líquido cefalorraquídeo o enfermedad inflamatoria

Los expertos apuestan por aumentar las tasas en la población más sensible. Los expertos apuestan por aumentar las tasas en la población más sensible.

Los expertos apuestan por aumentar las tasas en la población más sensible. / alberto domínguez

El pasado invierno la gripe tuvo una incidencia especialmente elevada, y por ello, los expertos insisten una vez más en la importancia de la vacunación, que se ha ampliado a nuevos grupos de riesgo. Así lo hacía saber Esther Redondo, jefe de la División de Vacunación Internacional Madrid Salud, durante el 40 Congreso de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Dados los nuevos datos sobre estos pacientes, que muestran "una mayor probabilidad de desarrollar complicaciones graves", este nuevo invierno se amplía la recomendación de la vacuna a "pacientes hemofílicos, aquellos que reciben transfusiones o hemoderivados, celiacos, los que tienen fístula de líquido cefalorraquídeo, enfermedad inflamatoria crónica y también todas aquellas personas institucionalizadas de cualquier edad", es decir, desde internados hasta residencias. En el caso concreto de los celíacos, la experta explicaba que "estos tienen un componente en el sistema inmune que hace que su respuesta a la infección sea más complicada, además tienen una respuesta inflamatoria mayor, que complica cualquier infección".

La vacuna tiene una efectividad del 60% debido a la mutación constante de las cepas

El problema de fondo de la vacuna de la gripe es la falta de confianza en la misma, por lo que Redondo aclaraba que en España "todas las vacunas son inactivadas", es decir, que "la vacuna no le puede producir un síndrome gripal". Lo que ocurre es que al tener una efectividad en torno al 60%, debido a la mutación constante de las cepas, que resulta impredecible, "es posible que algunas personas que se vacunen no queden protegidas y, consecuentemente, enfermen".

El reto sigue siendo conseguir un mayor porcentaje de vacunación, sobre todo en las poblaciones más sensibles, como es el caso de las embarazadas. Tal y como aportaba Redondo, "nos da reparo captar a las embarazadas por la seguridad del feto, pero lo cierto es que la gripe supone en las embarazadas siete veces más riesgo de ser hospitalizadas". Esto ocurre especialmente en el tercer trimestre, que es cuando hay más riesgo de mortalidad, "debido a los cambios hemodinámicos que ocurren en esta etapa". No obstante, según la experta, en 2009 en Estados Unidos se registró una mortalidad del 8% en embarazadas, la mayoría en este tercer trimestre.

Además de las embarazadas, según Jesús San Román, especialista en Medicina Interna, los grupos de riesgo más importantes los sigue determinando la edad, ya que la mayoría de ingresos hospitalarios corresponden a niños menores de dos años, y personas mayores de 65 años. Sin embargo, aunque el porcentaje de complicaciones en niños es mayor "estos evolucionan más favorablemente", siendo mayor la mortalidad en mayores, que generalmente son enfermos crónicos. Es por ello que uno de los retos del próximo Consejo Interterritorial del SNS es precisamente la aprobación de un calendario vacunal en adultos para toda España.

Aportando cifras, cabe recordar que, solo en España, se calcula que hay entre 8.000 y 14.000 muertes anuales asociadas con la gripe, 1,3 millones de consultas médicas y 140.000 visitas a urgencias hospitalarias. Sin embargo, es difícil conocer realmente el impacto de la enfermedad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios