Contenido patrocinado

“El riesgo de padecer ceguera es 10 veces mayor en una persona diabética”

  • El 14 de noviembre se ha celebrado el Día Mundial de la Diabetes, una afección cuya prevalencia aumenta cada día y que puede afectar muy negativamente a nuestros ojos

En la imagen, fachada de la Clínica Baviera en Sevilla. En la imagen, fachada de la Clínica Baviera en Sevilla.

En la imagen, fachada de la Clínica Baviera en Sevilla.

Los problemas visuales derivados de la diabetes, como la retinopatía diabética o el edema macular diabético, se encuentran entre las principales causas de ceguera en los países desarrollados. Por eso, una persona con diabetes tiene hasta 10 veces más posibilidades de sufrir ceguera que otra que no la padezca. Para desarrollar este tema, entrevistamos a la doctora Amparo Toro, oftalmóloga de la Unidad de Retina de Clínica Baviera Sevilla.

–Doctora, ¿por qué la diabetes afecta tanto a los ojos?

–Debido a que el organismo de los pacientes con diabetes no utiliza ni almacena el azúcar de forma apropiada se produce una subida del nivel de azúcar en la sangre que puede dañar algunos órganos. Lamentablemente, los ojos son una de las partes del cuerpo que más puede sufrir sus efectos negativos, así la aparición de cataratas precoces suele ser un problema muy común entre las personas diabéticas, pero es la retinopatía diabética una de las patologías visuales más graves asociadas a la diabetes.

–¿Qué es la retinopatía diabética?

–La descompensación metabólica producida por la diabetes puede dañar las paredes de los vasos sanguíneos que nutren la retina. Si la enfermedad se encuentra en un estado avanzado se pueden llegar a formar nuevos vasos sanguíneos y prolifera tejido fibroso en la retina. Esto provoca que la imagen enviada al cerebro se vuelva borrosa. En los casos más graves se pueden producir sangrados intraoculares y desprendimiento de retina. También se puede producir un acumulo de líquido en la zona central de la retina (mácula), lo que denominamos edema macular diabético. Todas estas situaciones pueden conducir a una grave pérdida de visión.

La doctora Amparo Toro, oftalmóloga de la Unidad de Retina de Clínica Baviera Sevilla. La doctora Amparo Toro, oftalmóloga de la Unidad de Retina de Clínica Baviera Sevilla.

La doctora Amparo Toro, oftalmóloga de la Unidad de Retina de Clínica Baviera Sevilla.

–¿Es frecuente que los pacientes diabéticos presenten esta enfermedad?

–Sí, de hecho se estima que un 25% de los pacientes con diabetes tipo 1 tienen algún grado de retinopatía a los 5 años del diagnóstico y el 98% tienen algún grado de retinopatía a los 20 años del diagnóstico (llegando a ser una retinopatía grave en el 60% de los casos). Por su parte, un 25% de las personas con diabetes tipo 2 tienen ya algún grado de retinopatía diabética en el momento del diagnóstico.

–¿Qué síntomas tiene?

–Esta es una enfermedad que apenas da síntomas hasta que no está muy avanzada, por eso es fundamental que los pacientes diabéticos se realicen revisiones oftalmológicas anuales, que incluyan una revisión de fondo de ojo. También se debe acudir urgentemente al especialista si se padecen síntomas como, visión borrosa o con sombras, aparición de "moscas flotantes" o mala visión nocturna.

–¿Tiene tratamiento?

–Existen distintos tratamientos para la retinopatía diabética, entre ellos el láser, las inyecciones intravítreas de fármacos antiangiogénicos y, también, la cirugía. Será el especialista quien, tras analizar detenidamente cada caso, decidirá el tratamiento más adecuado. En Clínica Baviera disponemos de un amplio abanico de tratamientos para dar respuesta a los problemas de retina.