Salud y Bienestar

Un sistema reduce el sufrimiento de bebés prematuros al mejorar sus traslados

  • El transporte 'Giraffe' se utiliza para mover a los neonatos desde y hasta las incubadoras manteniendo la regulación térmica del bebé.

Comentarios 1

Un nuevo sistema, que ha sido presentado este jueves eb Granada en el marco del XXII Congreso Europeo de Medicina Perinatal, permite reducir el número de traslados, manipulaciones innecesarias y exposición a bajas temperaturas de los bebés prematuros o enfermos, lo que minimiza el estrés al que se exponen.

Se trata de la denominada estación de transporte Giraffe, que elimina la necesidad de trasladar a los bebés prematuros y enfermos desde y hacia las incubadoras de transporte en el hospital.

Este dispositivo, introducido en Europa por GE Healthcare, permite el mantenimiento, durante cualquier trayecto en el hospital, de la regulación térmica adecuada para el bebé, lo que permite a los neonatos emplear toda su energía en estabilizarse y desarrollarse en lugar de tener que "administrar el estrés resultante de una falta de termorregulación o un exceso de manipulación", según la empresa.

El sistema se recarga en dos horas y proporciona hasta 45 minutos de autonomía eléctrica a la cama a la que se incorpora, y a él pueden acoplarse además los accesorios y el equipamiento auxiliar necesario durante el transporte intrahospitalario, como monitores de constantes vitales, ventiladores o bombas de infusión.

Adolfo Valls, jefe del servicio de la Unidad Neonatal del Hospital Cruces de Bilbao, ha explicado a Efe que el sistema está pensado para niños prematuros que requieren estancias hospitalarias prolongadas y que necesitan múltiples intervenciones.

"Cada vez que uno saca al neonato de la incubadora se produce un problema térmico en el bebé", según el especialista, que ha indicado que el nuevo sistema permite mantener la temperatura y la humedad correctas bajo la monitorización y cuidados del personal de enfermería.

Los datos apuntan a un aumento de los nacimientos prematuros en países como España, que pasó a registrar de 17.000 casos en 1997 a 40.281 en 2007.

En Europa, la prevalencia de los nacimientos prematuros oscila entre el 6,3% registrado en Suecia y Francia, y el 11,4% de Austria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios