Cofradías

El Cristo del Buen Fin regresa a San Antonio de Padua tras su restauración

  • El Crucificado ha sido intervenido durante los dos últimos meses en el IAPH, donde se ha limpiado y reintegrado las lagunas de la policromía.

Los técnicos del IAPH preparando el Cristo para el regreso a su templo. Los técnicos del IAPH preparando el Cristo para el regreso a su templo.

Los técnicos del IAPH preparando el Cristo para el regreso a su templo. / M. G.

El Cristo del Buen Fin, una obra realizada en 1645 por el imaginero Sebastián Martínez, ha sido repuesto hoy al culto en la iglesia de San Antonio Abad tras finalizar la restauración que ha acometido el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH). El Crucificado de la hermandad del Miércoles Santo fue trasladado tras la Semana Santa, el pasado 12 de abril, a la sede del IAPH en la Cartuja donde ha sido tratado por equipo multidisciplinar encabezado por la restauradora Cinta Rubio.

El Crucificado en el presbiterio del templo. El Crucificado en el presbiterio del templo.

El Crucificado en el presbiterio del templo. / M. G.

La actuación, según ha informado el IAPH, se ha llevado a cabo "desde una perspectiva contemporánea del análisis patrimonial y de acuerdo al proyecto realizado por el IAPH en marzo de 2017 y aprobado por la hermandad". Para ello se han realizado los estudios técnicos y las investigaciones analíticas correspondientes para definir la intervención y el tratamiento. "El objetivo del proyecto de intervención ha sido mantener el equilibrio entre lo simbólico y lo material ya que es lo que incide directamente en la conservación de este tipo patrimonio religioso".

Los tratamientos aplicados se han adaptado específicamente a las necesidades que demandaba la obra, respetando los valores culturales y los simbólicos-devocionales así como la materialidad actual de la misma. Las actuaciones han consistido en la limpieza superficial de la talla, la fijación del conjunto polícromo en laszonas en las que había una falta de adhesión y la revisión de los ensambles actuando en los que se ha considerado necesario. Por último se ha efectuado el estucado y reintegración de las pérdidas policromas.

El desarrollo del proyecto se ha llevado a cabo con la participación y consenso de la hermandad mediante reuniones in situ. La intervención ha sido abordada por un equipo técnico interdisciplinar compuestopor un conservador-restaurador en bienes culturales muebles especialista en conservación de escultura, un historiador del arte, un fotógrafo y un técnico en conservación preventiva.

La iglesia permanecerá abierta el martes por la tarde de 18:00 a 21:30 para que todos los hermanos y devotos que quieran puedan rezar ante la imagen. La misa de acción de gracias por la restauración será el miércoles a las 20:30.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios