El Palquillo

La Semana Santa al compás de rock and roll

  • Admirador y seguidor de Pájaro, el rockero sevillano Joey lleva a su guitarra eléctrica la música procesional

Francisco Javier Acosta, de 30 años, conocido artísticamente como Joey dead cat, se califica como rockero sevillano, "o rockero cofrade, como me dice un buen amigo". El sobre nombre, dead cat -gato muerto en español- se lo puso un cura salesiano cuando lo vio por primera vez con su melena rockera, "¡parece que llevas un gato muerto en la cabeza!". Vive en Utrera, donde es profesor de música. Esta vez aparece con su guitarra acústica, que no es la eléctrica pero también suena "macarrilla".

Para empezar, vamos a la raíz del rock sevillano, que lleva nombres propios como Silvio Fernández Melgarejo, Pive Amador o Andrés Herrera "Pájaro". La propuesta de Joey es en parte heredada de la que iniciaron hace algunas décadas los anteriormente citados, aunque afirma que "las cosas han cambiado, es más, yo juraría que Silvio lo tuvo más fácil; los años 80 eran unos años en los que todo era bien recibido". En sus palabras, el rock sevillano es "unir la fuerza y la energía del rock and roll con la idiosincrasia sevillana y el amor por nuestras costumbres".

Joey con su guitarra en el patio de banderas Joey con su guitarra en el patio de banderas

Joey con su guitarra en el patio de banderas / Pablo Lastrucci

Ya el año pasado sorprendió con una canción dedicada a la Hermandad de San Gonzalo, su cofradía favorita, que lleva por título Yo Soy. Sobre su pecho cuelga una púa de plata, con el escudo de la corporación del Barrio León grabado, un regalo de su novia. Este año, coincidiendo con el centenario de la marcha Amarguras, de Manuel Font de Anta, decidió versionar algunas notas pasándolas por su guitarra eléctrica. "El trabajo de Manuel Font de Anta está al nivel de los grandes compositores de España y del mundo, y no exagero; el problema es que los más talibanes de la música clásica no salen de Mozart, Beethoven y Sebastian Bach".

Desde el Rezaré de Silvio hasta hoy, la Semana Santa sigue unida al rock a través de guitarras como las de Joey. Según este joven rockero sevillano ambos conceptos pueden vivir unidos ya que "el rock and roll es tan enérgico y visceral que te desnuda el alma ante la gente, y en Semana Santa estamos desnudando nuestra creencia al mundo".

Joey toca su guitarra acústica con la Giralda al fondo Joey toca su guitarra acústica con la Giralda al fondo

Joey toca su guitarra acústica con la Giralda al fondo / PABLO LASTRUCCI

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios