El Palquillo

Viernes Santo de la Semana Santa de Sevilla

Salida de Nuestro Padre Jesús Nazareno (Hermandad de la O) / M. G.

Si hay alguien sabe lo que es una Semana Santa sin pasos en un hermano de cualquier corporación del Viernes Santo. Sin duda, la jornada más castigada por la lluvia en la última década en Sevilla. Es desgraciadamente extraño el año en que las siete hermandades de este día no amanecen tras la Madrugada pendientes del cielo. En esta ocasión, la incertidumbre meteorológica se torna en resignación sanitaria. El coronavirus dejará sin pasos al viernes más importante del año ¿Otra vez? Sí, otra vez. En 2019 no hubo procesiones y en 2020 tampoco las habrá.

La calle Castilla, una de las protagonistas de la jornada con dos hermandades, no se llenará de su alegría rebosante para ver al Cachorro y a la O. Tampoco nadie podrá darse una vuelta por El Arenal mientras retumban los tambores tras los misterios de la Carretería y Montserrat o la Soledad de San Buenaventura sale sigilosamente de su convento. Ni el crujir de la madera del imponente misterio de la Mortaja o del nazareno caído de San Isidoro sonará en el silencio de la noche. Por ello, hay que tirar de la videoteca más que otros años para rememorar chicotás en las calles de Sevilla.

Las lágrimas que otras primaveras se han diluido entre la lluvia lo harán esta Semana Santa en la privacidad del confinamiento. Ni siquiera la incertidumbre será protagonista. La esperanza se carga de paciencia para poner un ojo en la pantalla y otro en 2021, cuando todos los cofrades esperan no tener que conjugar la palabra pandemia. Mientras tanto hay que vivir de la memoria, al igual que la pasada primavera. Los recuerdos deben ser un potente arma contra la sequía de procesiones en un abril en el que tampoco habrá Feria. El luto por la muerte de Jesucristo, tradición de cada Viernes Santo en Sevilla, es este año más oscuro.

Iglesias del Viernes Santo

Las iglesias de Sevilla son protagonistas durante la Semana Santa. Vomitorios de nazarenos y pasos hacia una feligresía ansiosa por verlos. Son únicas cada una de ellas. Las hay muy antiguas, también muy nuevas. Grandes, pequeñas, de barrio, de centro. Alguna están dentro de un convento o una universidad. Cada edificio religioso en la ciudad esconde una historia, que sumadas conforman la cronología de la fe en la capital andaluza. A continuación te ofrecemos esas historias, albergadas en simbólicos templos con ricas decoraciones y valiosas portadas:

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios