Coronación de la Virgen de los Negritos. El sueño de la calle Recaredo

  • La Virgen de los Ángeles se corona este sábado en la Catedral

La Virgen de los Ángeles de los Negritos por la calle Recaredo. La Virgen de los Ángeles de los Negritos por la calle Recaredo.

La Virgen de los Ángeles de los Negritos por la calle Recaredo. / José Ángel García

En un sueño que tendrá que este sábado su momento culminante. Así están en la calle Recaredo. Los hermanos de los Negros no caben de gozo. Viven uno de los momentos más importantes de su más que centenaria historia: 625 años alumbran ya a la hermandad. En todo este devenir han vivido de mucho. Cuentan con páginas de oro entre sus anales pero, a buen seguro, pocos pensaban que la Virgen de los Ángeles iba a ser coronada, y además con rango pontificio.

Así lo ha querido su hermano mayor, el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, quien este sábado tendrá el honor y el privilegio de poner sobre las sienes de la Dolorosas la magnífica presea que le diseñó el genio de Juan Miguel Sánchez y le labró Seco. Con buen criterio la hermandad se ha limitado a remozarla y enriquecerla. Los hermanos de los Negros están que no cabe de gozo, como se ha podido comprobar en todos los actos que han celebrado a lo largo de la semana. En la tarde del viernes ha sido el traslado hasta la Catedral.

Traslado de la Virgen de los Ángeles a la Catedral para su coronación / José Ángel García

Ha salido el cortejo de la parroquia de San Roque, repitiendo la estampa de cuando se estrenó el palio. Otra página de oro. La tarde fresca, ha animado a muchas personas a echarse a la calle para vivir el momento. Pese a su amplitud, la calle Recaredo ha registrado una muy buena entrada. La cruz de guía se ha puesto en la calle con algunos minutos de antelación y, a las 19:20, ha hecho lo propio la Dolorosa bajo el repicar incesante de la campana de su capilla, que impidió que los presentes pudieran disfrutar de la maravillosa marcha que le dedicó Pedro Morales. 

La Virgen de los Ángeles por la calle Recaredo. La Virgen de los Ángeles por la calle Recaredo.

La Virgen de los Ángeles por la calle Recaredo. / José Ángel García

La Virgen de los Negritos se ha dirigido hasta su capilla para despedirse del Cristo de la Fundación. Un crespón negro en la delantera del paso recuerda el fallecimiento –este viernes– de fray Ricardo de Córdoba, muy vinculado a la hermandad. El público agradece con un aplauso el silencio de la campana cuando se levanta el paso de palio para enfilar la Ronda.

Muchas personas acompañan a la Dolorosa en su camino hacia la Catedral. La Virgen va espléndida desprovista de la corona en su paso de palio, la última gran aportación a la Semana Santa. Los hermanos de los Negros están que no caben de gozo. Y todavía les queda lo mejor. Que el sueño no acabe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios