El Palquillo

El hijo de la concordia

  • Carlos Colón presentó ayer la recopilación de los artículos publicados desde 1999 en 'Diario de Sevilla' dedicados al Gran Poder y la Macarena

  • Los beneficios se destinarán a la obra social de ambas hermandades

Dos palabras que lo dicen todo. Dos devociones que se resumen en dos palabras: teología esculpida. Así definió Carlos Colón las dos sagradas imágenes a las que dedica los artículos de un nuevo libro editado por Páginas del Sur y patrocinado por la Fundación Cajasol, en cuya sede se presentó esta nueva obra literaria que lleva por título Gran Poder y Macarena. El libro recopila los artículos dedicados a estas sagradas imágenes y publicados por el escritor y miembro del Consejo Editorial de Diario de Sevilla desde que en 1999 se fundara este periódico. Los beneficios económicos de su venta (25 euros) se destinarán a la Bolsa de Caridad del Gran Poder y a la asistencia social de la Macarena.

El acto contó con la participación de la banda de la Centuria Macarena, "una de las razones por las que no cojo el autobús y me voy a Matalascañas en Semana Santa", admitió Colón. En la presentación se interpretaron las marchas que suenan cada noche del Jueves Santo cuando los armaos llegan, en su tradicional ronda, a la Basílica del Gran Poder. También intervinieron el hermano mayor de la corporación de San Lorenzo, Félix Ríos, y su homólogo en la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero.

"Este libro ha nacido cuando tocaba", refirió el articulista, quien recordó que su primer artículo sobre las cofradías lo escribió en 1979 sobre el vía crucis presidido por el Gran Poder y que salió publicado en el boletín del Consejo de Cofradías. El segundo, en 1984, se pudo leer en las páginas del dominical de El País. Se trataba de un reportaje sobre el capataz macareno Luis León y su cuñado Borja Lasso de la Vega, costalero del Señor de Sevilla.

Aquello fue el origen de una trayectoria de la que han disfrutado, principalmente, los sevillanos, cofrades y no, porque, como dijo el hermano mayor de la Macarena, "sus escritos son apetecibles, incluso, para agnósticos y ateos". En su referencia a Colón -a quien definió como "el hijo de la concordia entre el Gran Poder y la Macarena"-, Cabrero aseveró que "su palabra ha engrandecido el patrimonio de nuestra hermandad".

Gran Poder y Macarena desde la infancia, cuando su madre lo aupaba en la Encarnación para que viera a la Virgen de la Esperanza. Y también en la madurez. Con su esposa como primera mujer que ha entrado a formar parte de la junta de gobierno del Gran Poder y la mujer de su cuñado como primera oficial en la corporación de la Resolana. "A mi cuñado y a mí sólo nos queda ponernos el astracán y el broche", apostilló en un comentario que provocó las risas del público.

Al final de su intervención leyó dos oraciones al Gran Poder y a la Macarena, compuestas ex profeso para esta publicación, de una gran belleza literaria y de inmesa profundidad reflexiva. La oración al Señor, en la que se describe la llegada de un menor, de manos de sus padres, a la hermandad, se la dedicó al pequeño Gabriel, cuyo cadáver se halló el pasado domingo.

Al terminar el acto, Félix Ríos justificó la ausencia del arzobispo Asenjo por "poderosas razones": el funeral por el eterno descanso de Elías Yanes. Ríos apuntó a que hubiera sido una buena ocasión para plantearle al prelado una antigua iniciativa conjunta, a la que se refirió con sutileza, sin referencias directas: el vía crucis conjunto con el Señor y la Virgen de la Esperanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios