Semana Santa de Sevilla 2019 La procesión del Dulce Nombre por Bellavista en la Semana Santa de Sevilla

  • La corporación volvió a congregar a miles de personas en la noche del Viernes de Dolores

Hermandad del Dulce Nombre de Bellavista del Viernes de Dolores. / ÁLVARO OCHOA

La noche más especial del año en Bellavista es la del Viernes de Dolores. Sus calles multiplican su afluencia por unas horas y sirven para que el resto de la ciudad conozca esta zona que está más allá de la SE-30. El centro cívico del barrio fue unos de los epicentros del anochecer en el sur de Sevilla. El Cristo de la Salud y Remedios se recreó en las revirás al calor del ánimo que transmitía Juan Manuel Martín desde el martillo.

La banda de la Redención marcaba el andar del misterio, que alternaba pasos largos y cortos para disfrute del público mientras la noche caía y las farolas se encendían. La soleada tarde del viernes dejaba paso a la brisa de la noche. La esquina de las calles Roque Barcia y Rosas aglutinaba a vecinos de todas las edades: niños, jóvenes, padres y ancianos en sillas de ruedas que disfrutaron en primera línea de la llegada del palio.

La Virgen del Dulce Nombre, que iluminaba las calles de casas bajas con su candelería, avanzaba lenta pero segura con la compañía de la vecina banda nazarena de Santa Ana. Los más pequeños pedían estampitas y se contoneaban con el sonido de las marchas. Una bella vista para los muchos cofrades que arrancaron sus días cofradieros en Bellavista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios