Calle mayor del macarenismo

En esta calle plagada de retablos de la Esperanza se conserva durante todo el año la llama viva del macarenismo más fiel lCon un caserío mayormente rehabilitado, parece que revolotea continuamente por ella el espíritu de la saetera Marta Serrano.

Con la Hiniesta en su laberinto

El caserío de lo que fue Sevilla la Roja confoma un itinerario por el que brilla la cofradía en un intimismo multitudinario lEse embrollo de callejas arranca en el convento de Santa Isabel, que fue antes el hospital donde se fundó esta hermandad.