Cofradias

Gran Poder, los hitos del Señor

  • Restauraciones polémicas, modelo iconográfico, referente devocional, así son los 400 años de la imagen.

La realización del paso más antiguo que se conserva, la primera casa de hermandad de las cofradías de Sevilla, la Bolsa de Caridad más longeva, el pleito con la Carretería, la Concordia con la Macarena, el hallazgo del contrato con Juan de Mesa, la instauración de la novena, la pescadilla de la Madrugada de 1966, la polémica restauración de Peláez, la Medalla de la Ciudad, la agresión de 2010... la historia del Señor del Gran Poder y de su hermandad está plagada de hitos que son, a su vez, momentos destacados del devenir de la propia ciudad.

El primer momento destacado hay que situarlo en la propia ejecución material del Señor. La hermandad cuenta con la carta de pago de la liquidación a Juan de Mesa fechada el 1 de octubre de 1620. Un año más tarde, la imagen, conocida entonces como Nazareno de la Cofradía del Santísimo Poder, como se cuenta en los anales de la hermandad, salía por primera vez. El 4 de mayo de 1688, la hermandad encarga a Francisco Antonio Gijón la ejecución del paso en el que todavía procesiona el Señor y que es el más antiguo que se conserva en Andalucía.

En el año 1703 tiene un lugar un hecho de suma importancia para el futuro de la hermandad, con el traslado a la Parroquia de San Lorenzo después de marcharse del convento del Valle y estar durante pocos años en el Colegio de San Acasio. En su capilla de San Lorenzo, la corporación se asienta, comienza a crecer y la devoción al Señor se extiende por Sevilla y más allá. Entre los años 1709 y 1716 la hermandad fue dando forma a la capilla mediante diferentes cesiones. La corporación celebró en el año 1768 la primera novena en honor del Señor.

En 1777, coincidiendo con la incorporación de la cofradía a la Madrugada, se inician pleitos con la Hermandad del Silencio. Entre 1791 y 1797, al regresar a la Madrugada la cofradía de las Tres Necesidades (la Carretería), se inicia una disputa por ocupar un puesto preferente. El pleito acabaría con una concordia entre ambas corporaciones en 1796. En 1799, pasa la censura eclesiástica la novena escrita por fray Diego José de Cádiz. Se publica por primera vez al año siguiente, siendo el gran altavoz que expande la devoción universal al Señor.

En el año 1857 el Señor estrena la túnica conocida como "de la corona de espinas", realizada por Teresa del Castillo sobre un dibujo de su marido, Antonio del Canto. Esta pieza la ha lucido el Señor en ocasiones muy destacadas.

Ya en el siglo XX, tras un incidente ocurrido, y a instancias del cardenal Spínola, se concierta en 1903 una concordia entre el Gran Poder y la Macarena para determinar la prelación en la estación de penitencia del Gran Poder. Desde entonces, cada año una diputación de nazarenos del Gran Poder se desplaza a la Macarena para solicitar la venia.

En 1910 se produce un hecho relevante que va a fijar la iconografía del Señor en el siglo XX. Una serie de hermanos destacados, comandados por José Gestoso, el canónigo Muñoz y Pavón, y González Abreu, proponen que el Señor salga en procesión con una túnica lisa de color púrpura. Hasta entonces, la imagen lucía siempre una túnica bordada. Excepcionalmente, en Semana Santa volvió a llevar una pieza bordada en 1920, 1948, 2008 y 2016.

En el año 1926 la hermandad adquiere un local en la calle Hernán Cortés, a espaldas de la parroquia de San Lorenzo, para la construcción de su casa de hermandad, que sería la primera de todas las cofradías de Sevilla. En esta casa se puede visitar hoy el tesoro artístico de la cofradía.

En 1930 tiene lugar un hecho de suma importancia para la hermandad, la Semana Santa y la Historia del Arte. El investigador Heliodoro Sancho Corbacho encuentra en el Archivo de Protocolos Notariales el contrato por el que la Hermandad del Traspaso encarga al escultor Juan de Mesa la hechura del Nazareno y de la imagen de San Juan Evangelista. Con este hallazgo, el mundo del Arte y la Semana Santa descubre a este escultor cordobés cuyas obras, capitales en la imaginería española, pasaban por ser creaciones de su maestro Martínez Montañés.

En la década de los 30, la corporación empieza a barajar seriamente la posibilidad de buscar una sede propia. Llega el ofrecimiento del palacio de Bernabé Sánchez Dalp, en la Magdalena. Ese mismo año se baraja en cabildo la posibilidad de trasladarse a la sede de Obras Públicas, en la misma Plaza de San Lorenzo.

En mayo de 1939, el Señor sale de manera extraordinaria por el fin de la Guerra Civil. Se celebró un triduo sacro en la Catedral.

En 1953, se funda la Bolsa de Caridad, pionera entre las hermandades de Sevilla. Ese mismo año, se pide al Estado la cesión de la antigua Capitanía de la Gavidia para construir su templo propio. Se concede y un año más tarde lo aprueba el cabildo.

Finalmente, se desecha esta idea y, el 26 de septiembre de 1958, la hermandad firma la escritura de compra de la Jefatura de Obras Públicas en la Plaza de San Lorenzo para construir su nuevo templo. Las obras comenzaron en 1960. El 28 de mayo de 1965, el cardenal Bueno Monreal bendecía el nuevo templo de Jesús del Gran Poder. Días antes, el Señor y la Virgen salieron por última vez de San Lorenzo para acudir a la Catedral, donde se celebró un triduo de acción de gracias. La vuelta a San Lorenzo fue el día 27, entrando por primera vez en la futura basílica. Ese mismo año, el Señor y la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso son trasladados a la parroquia de Santa Teresa, en Amate, con motivo de las Misiones.

En 1977 tiene lugar la muy desafortunada restauración que Peláez del Espino realiza al Señor. La estructura interna metálica que le colocó estuvo a punto de destruir el propio soporte. Además, le retiró el tercer punto de apoyo. Tras observar la junta de gobierno en 1982 unos movimientos raros de la imagen durante la Madrugada, se crea una comisión técnica que dictamina la necesidad de retirar la estructura de Peláez. En 1983, los hermanos Joaquín y Raimundo Cruz Solís, del Instituto de Conservación y Restauración de Obras de Arte, restauran al Señor reparando los daños provocados años antes por Peláez.

El 3 de junio de 1990, el arzobispo de Sevilla, monseñor Amigo Vallejo, ofició la solemne consagración del templo como paso previo a su elevación como basílica menor. El 29 de diciembre de 1992, el papa Juan Pablo II firmaba en Roma la bula. En marzo de 1995, el alcalde, Alejandro Rojas-Marcos, imponía al Señor la Medalla de Oro de la Ciudad en una ceremonia celebrada en la basílica.

El siglo XXI arranca con varias efemérides para la hermandad. En 2003 se organizan una serie de actos con la Hermandad de la Macarena para celebrar el centenario de la Concordia. El 28 de septiembre, el arzobispo Amigo Vallejo, recién nombrado cardenal, acudió a la basílica a rezar ante el Señor para agradecer esta designación. El 19 de diciembre de ese año se conmemora el tercer centenario de la llegada a San Lorenzo con un besamanos extraordinario y una función solemne del Señor en la parroquia.

En julio de 2006, los hermanos Cruz Solís e Isabel Poza, restauran la policromía el rostro, cuello y manos del Señor. La intervención se realiza entre los días 3 y 27 en la sala del tesoro litúrgico. La reposición al culto fue el día 28 con un histórico besamanos.

El 20 de julio de 2010, un perturbado atenta contra la imagen del Señor en su camarín. En el forcejeo, le arrancó un brazo. La imagen fue intervenida de urgencia durante la siguiente semana por el imaginero Luis Álvarez Duarte. Fue repuesto al culto el viernes 25 con un multitudinario besamanos y una función solemne presidida por el arzobispo, monseñor Asenjo. El pasado mes de septiembre, un individuo metió fuego a un paño de altar de la capilla sacramental de la basílica, sin que se produjeran, afortunadamente, daños mayores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios