Cofradias

Santiago, en color

  • San Roque protagonizó una de las estampas inéditas de esta Semana Santa.

Comentarios 3

SETENTA años después, otra vez en Santiago. Todavía habrá hermanos de San Roque que se acuerden de la última vez que la cofradía salió desde este templo. Fue en 1944, antes de que el 6 de agosto, una vez terminada la reconstrucción de la parroquia de San Roque, se trasladaran las imágenes de nuevo a su sede canónica. La hermandad había tenido que salir de su templo tras el incendio de 1936. En esta ocasión, han sido por el cierre urgente de la parroquia por el mal estado de la techumbre que estaba a punto de colapsar. En Santiago se han vivido estampas inolvidables, en color, como una preciosa de Joaquín Corchero de los cuatro pasos, frente a las que hay en blanco y negro del paso del Señor saliendo por la calle Lanza.

No sólo hubo color en las imágenes que se tomaron ayer y que quedarán para el recuerdo. También lo hubo en las caras de todos los valientes que se pusieron al sol para ver la salida de la cofradía. La plaza, en tiempos de López Pintado, se fue llenando conforme se acercaba la hora de salida. Muchos acudieron al reclamo de las bandas que llegaron en pasacalles. Los nazarenos entraron por donde salió la cofradía en tiempos: por la calle Lanza. Mismo lugar por donde un guiri quería acceder a su hotel, situado justo a la espalda de la iglesia de Santiago. A duras penas el paciente extranjero le intentaba explicar al controlador puesto por la hermandad que tenía que acceder a su hotel. Éste, más a duras penas, le dijo como buenamente pudo que tenía que dar un rodeo. Que por allí sólo pasaban los nazarenos.

Histórica salida de la Hermandad de San Roque desde la Iglesia de Santiago el Mayor

En la puerta los foteros improvisan una tertulia. Se abre la iglesia 10 minutos antes. "Al palio le han tenido que cortar los zancos 20 centímetros porque no cabía", informa un capataz. Tres son los establecimientos hoteleros que rodean la iglesia de Santiago. Hasta en las azoteas había personas sacando fotos. El paso del Señor sale sin más problemas. La capiller, Angelita Yruela, observa atentamente desde fuera. Los guardias civiles y los policías nacionales buscan la sombra. El sol enciende aún más el dorado de un paso recién restaurado y que luce espléndido. La Centuria, qué lujo ver una banda que no necesita 160 músicos para sonar bien, toca desde dentro. Manuel Villanueva acompaña a su hermano Carlos antes de irse a la Amargura.

Suena Rocío en el interior en agradecimiento a la Hermandad de la Redención. Perfecta anfitriona. El paso de la Virgen de Gracia y Esperanza sale del templo con más dificultad. El cura Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, no quiere perderse un momento histórico. Suena la Marcha Real. Los guardias civiles que buscaban la sombra rinden honores. La banda ataca de nuevo Rocío ya fuera. Gira el paso. Un costalero se sale por el costero izquierdo medio desfallecido. El calor es insoportable. Su capataz, Villanueva, no se aparta de él hasta que se encuentra mejor.

Salió San Roque de Santiago 70 años después. Regresó por uno de los itinerarios más idílicos de toda la Semana Santa. El año que viene, si Dios quiere, será desde su iglesia restaurada.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios