Cofradias

Las bambalinas del palio de San Esteban ganarán entre 5 y 7 centímetros de largo tras su restauración

  • El bordador José Antonio Grande de León está realizando los trabajos.

Comentarios 1

El bordador José Antonio Grande de León se encuentra restaurando la bambalina delantera del palio de la Virgen de los Desamparados de San Esteban, que va a ganar entre 5 y 7 centímetros de largo tras esta intervención. El exterior de la pieza se va a respetar por su calidad, “se han pasado los bordados sin modificar”, asegura. Por el contrario, el interior sí se está haciendo prácticamente nuevo, “se ha salvado lo que se ha podido, pero había mucho recorte y bordados malos”, explica el artista.

La idea de la hermandad es continuar, en años posteriores, con el resto de las caidas y así ir completando el arreglo del palio que ya se inició el pasado año con el techo.

No le falta el trabajo a este joven bordador, que este año, va a restaurar 3 túnicas del paso de la Borriquita y el palio de la Amargura de Jerez. Además, está realizando una saya, también para la dolorosa jerezana, el palio para las Tres Caídas de Arcos y un cíngulo para el Santo Entierro de Carmona. También, ha entregado ya, el palio completo para el Nazareno de Algeciras, las bambalinas laterales de los Remedios de Montellano y las sayas de salida de la Esperanza de Dos Hermanas y la Virgen de los Dolores, de la hermandad de Vera Cruz, de Valencina.

Para después de Semana Santa, tiene el proyecto de restauración y pasado a nuevo terciopelo del manto de salida de la Virgen del Rosario de San Julián.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios