Sevilla

El Alcázar invertirá 50.000 euros en restaurar la carpintería del siglo XIV

  • Desde 2007 no se han ejecutado labores de conservación en las piezas

El Alcázar invertirá 50.000 euros en restaurar la carpintería del siglo XIV El Alcázar invertirá 50.000 euros en restaurar la carpintería del siglo XIV

El Alcázar invertirá 50.000 euros en restaurar la carpintería del siglo XIV

El Real Alcázar de Sevilla ha sacado a licitación el servicio de restauración, conservación preventiva y mantenimiento de las carpinterías del palacio de Pedro I con el fin de frenar el proceso de deterioro de las piezas. Según el proyecto de actuación, se destinarán 50.000 euros a la mejora de los portalones, puertas y ventanas, que incluyen carpinterías ataujeradas policromadas del siglo XIV y con decoración moldurada de estucos policromados del siglo XIX.

No sólo se actuará en los portalones y ventanas mudéjares del Patio de las Doncellas, que incluye los salones de Embajadores, de Sevillanos y de Toledanos, la Cámara Regia y la capilla; sino también en el patio de las Muñecas, en la entrada del Jardín del Príncipe y en diversos espacios de la Sala de los Pasos Perdidos y de la de los Infantes.

En el documento se señala el deterioro causado por los agentes atmosféricos, como la lluvia, el sol, la humedad o la temperatura; por insectos o palomas; además de por su uso y por las propias visitas turísticas, ante la gran afluencia que soporta el recinto. "No es una norma general, pero existe un número determinado de personas que no están concienciadas de las graves consecuencias que tiene la manipulación, los roces e incluso los golpes en el estado de conservación de las obras", se advierte.

El Patronato del Alcázar promovió en 2001 la restauración de las puertas, portalones y ventanas mudéjares del patio de las Doncellas y en 2007 la del resto de carpinterías de las demás estancias del palacio. Además, se intervino para "coartar en lo posible" el proceso de degradación y devolverles la estabilidad material y la unidad estética perdida.

Desde que finalizaron las restauraciones de estas carpinterías en 2007 no se habían realizado trabajos de mantenimiento. A mediados de 2016 se observó que algunos de los daños presentes con anterioridad a las intervenciones de restauración habían vuelto a aparecer y que los materiales utilizados en esos procesos estaban comenzando a deteriorarse. "El deficiente estado de conservación de las carpinterías evidenciaba que es primordial para garantizar la conservación la aplicación de un mantenimiento", destaca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios