Sevilla

Arden una decena de contenedores de basura en el centro y la Buhaira

  • La mayoría de los incendios se registraron entre las diez y media y las doce y media de la noche del viernes al sábado

Comentarios 3

Una decena de contenedores de basura ardieron durante la noche del viernes al sábado en distintos puntos de la ciudad. Detrás de estos actos vandálicos puede estar una pandilla de jóvenes que se dedicó a prender estos recipientes por pura diversión. Esta práctica parece que ha vuelto a ponerse de moda últimamente, sobre todo en las noches de los fines de semana y en lugares próximos a las zonas de ocio nocturno.

La mayoría de los contenedores que ardieron la noche del viernes al sábado lo hicieron entre las diez y media y las doce y media de la noche, una hora algo más temprana de lo que es habitual para este tipo de actos vandálicos. Entre las zonas más afectadas destacan el centro, el entorno del edificio Viapol y la avenida de la Buhaira y la avenida de la Raza. En el centro fue la Puerta Osario el lugar en el que más se sufrió estas incidencias.

La concentración de estos incendios en tres áreas de la ciudad en apenas dos horas lleva a pensar a los miembros de la Policía y de los Bomberos que estos fuegos pueden ser provocados por las mismas personas. La primera teoría con la que trabajan los agentes encargados de investigar estos sucesos es que los autores de los incendios pueden ser jóvenes pertenecientes a alguna pandilla que actúen por puro placer.

No sería la primera vez que estuvieran ante este tipo de comportamientos. De hecho, la quema de contenedores y papeleras es una de las prácticas vandálicas más frecuentes en Sevilla y suele aumentar durante las noches de los fines de semana, especialmente en invierno. Tras pasar un periodo de relativa calma desde que la Policía Nacional logró detener el pasado verano a un pirómano que actuaba en el barrio del Tardón desde hacía dos años, este fenómeno parece haber repuntado en la capital andaluza en febrero.

El Ayuntamiento de Sevilla gasta alrededor de un millón de euros al año en la reposición de mobiliario urbano destrozado por los vándalos. El Consistorio pretende luchar contra este fenómeno con la futura ordenanza antivandálica, que sancionará con fuertes multas a las personas que sean sorprendidas causando destrozos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios