Patrimonio

Urbanismo aprueba este martes la licencia de obras para la rehabilitación de las Atarazanas de Sevilla

  • El Ayuntamiento confía en que puedan comenzar los trabajos cuanto antes

Imagen de las Atarazanas de Sevilla.

Imagen de las Atarazanas de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

La Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla aprueba en su sesión de este martes 16 de noviembre la licencia de obra para el proyecto de rehabilitación de las Atarazanas, que promueve La Caixa, una "intervención largamente esperada" y que "afortunadamente, ya se puede decir con rotundidad que hay un proyecto" con todos los requisitos administrativos necesarios después de haber sorteado varias "vicisitudes".

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha adelantado esta información tras la presentación del Festival de Magia Ciudad de Sevilla en el Espacio Santa Clara. El concejal socialista se ha mostrado confiado en que la empresa promotora imprima la "máxima celeridad para iniciar, de una vez, las obras para ver cuanto antes un equipamiento de carácter internacional", que, junto con la Fábrica de Artillería, "recolocará" a Sevilla de manera "importante" en el ámbito de la programación cultural.

Muñoz ha reconocido el "interés" tanto de la Consejería de Cultura de la Junta como de La Caixa de "acortar los tiempos", una vez superados los "exámenes" de la Comisión de Patrimonio y Urbanismo para que haya "movimiento de obras los antes posible".

La licencia de Urbanismo se produce después de que el 20 de octubre la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Sevilla, adscrita a la Consejería de Cultura, aprobara el dictamen pendiente con relación al proyecto de restauración de las Reales Atarazanas, declaradas Bien de Interés Cultural (BIC), y la adaptación del monumento como nuevo espacio cultural. La comisión ya emitió un pronunciamiento inicial en 2019, en el que solicitó la incorporación de varios aspectos.

Este nuevo dictamen era preceptivo para una nueva solicitud de licencia de obras para el proyecto, en el cual la Junta de Andalucía ostenta la titularidad del monumento y La Caixa goza de una concesión para la gestión del mismo y ejerce el papel de entidad promotora de la iniciativa.