Sevilla

El Ayuntamiento de Sevilla culpa a Ayuso del desmadre al acabar el estado de alarma

  • El delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, asegura que entre los jóvenes ha calado el mensaje de libertad de la presidenta madrileña

  • El alcalde apela a la "responsabilidad individual" y llama a huir de las concentraciones 

Fiesta en la Alameda para despedir el toque de queda.

El Ayuntamiento de Sevilla culpó este lunes a la presidenta electa de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, del desmadre colectivo vivido en las calles de la capital andaluza la noche del sábado al domingo, cuando centenares de personas celebraron el fin del estado de alarma sin guardar las distancias de seguridad y, en ocasiones, sin mascarillas. 

"Es una manifestación que evidentemente tenemos que tachar de lamentable. No quiero hablar de todo el sector de la juventud, pero sí de jóvenes que parecen entender que no tienen por qué asumir su responsabilidad con la sociedad, y que parecen entender que hemos salido ya de la pandemia, cuando no es así. Ese grito de libertad que pronunciaban en todas las calles tiene mucho que ver con un mensaje político que se ha trasladado desde la Comunidad de Madrid", dijo el delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, durante una entrevista en Radio Sevilla.

Para el concejal, las celebraciones masivas del pasado fin de semana "no se podían haber evitado" y consideró que fueron unas fiestas "no tan espontáneas, pues las hubo en varias ciudades españolas". Cabrera criticó que la Junta de Andalucía no haya adoptado ninguna medida para impedir estas concentraciones y señaló que, a su juicio, determinadas actividades deberían seguir con restricciones horarias. Se refería principalmente a las discotecas y bares de copas.

En cuanto a la labor policial, el delegado de Gobernación explicó que los agentes de la Policía Local "no dan abasto" y que incluso un policía resultó herido por un botellazo durante el fin de semana. Recordó que durante el año pasado se cuadruplicó el número de sanciones por realizar botellonas en la calle. "Es un tema de concienciación y responsabilidad. Los jóvenes deben saber el papel que juegan en la sociedad, y la Junta debería haber previsto esto con una serie de normas. No podemos poner policías en todas las calles", añadió Cabrera.

Sin nombrar a la presidenta madrileña, el concejal admitió que "el mensaje transmitido desde otros sitios ha calado", pero él quiso mandar otro bien distinto: "Nos estamos jugando la salud". Cabrera recordó que Sevilla está en el nivel 3 de alerta sanitaria y que por eso "el Ayuntamiento no va a organizar actos con público". Y volvió a criticar la imprevisión y dejación de funciones de la Junta. "Tiene que haber medidas. No puede haber esa libertad de horarios, que tampoco casa con añadir responsabilidades al Gobierno central. Es responsabilidad de la comunidad autónoma, porque así lo pidieron". 

La preocupación de Espadas

Por su parte, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, admitió su preocupación "porque no son imágenes que deberíamos ver" y sostuvo que "la responsabilidad individual es más importante que nunca". En una entrevista en Canal Sur Televisión, Espadas reconoció la necesidad de la población de estar en la calle tras el fin del estado de alarma al apuntar "las ganas de expresar la liberación, de poder salir, de no estar mirando el reloj por el toque de queda", aunque seguidamente advirtió de que "el virus no se ha ido".

Espadas instó a que "sigamos el criterio de la autoridad" después de "la terminación de un marco normativo", en referencia al estado de alarma y las restricciones de la libertad de circulación y de horarios, por lo que apeló a "la autoridad sanitaria autonómica" como referente del nuevo periodo tras la conclusión de "un marco restrictivo".

"Si no hacemos las cosas bien es peligroso el incremento de contagios", sostuvo Espadas, que hizo un llamamiento a huir de "las concentraciones", así como a usar mascarillas en esas circunstancias de aglomeración de personas en espacios públicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios